Fidel Ernesto Vásquez I.

23.ene.2011 / 04:19 pm

 

El presidente de la República, Hugo Chávez Frías, calificó de vitales las líneas estratégicas que deberá ejecutar entre 2011 y 2012 el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados, para concretar una gran alianza patriótica bolivariana, revolucionaria y socialista.

Así lo expresó este domingo al pueblo concentrado a las afueras del Palacio de Miraflores, en ocasión de la conmemoración del 23 de enero de 1958 cuando una rebelión cívico militar derrocó la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez.

El 21 de enero pasado, en su condición de presidente del PSUV, Chávez Frías presentó las líneas de acción política para la organización política, para sus aliados, como el Partido Comunista de Venezuela (PCV), así como para el pueblo en general.

Estas líneas incluyen el impulso hacia una militancia y una cultura socialista; convertir la maquinaria del partido en un movimiento de lucha para mejorar la vida, satisfacer las necesidades humanas y liderar la lucha del pueblo.

También se contempla la constitución de un polo patriótico de reunificación: politizar, polarizar y reunificar; convertir al partido en un poderoso medio de propaganda y comunicación, y una mayor presencia activa del PSUV en la calle.

Durante el acto de masas de este domingo, Chávez Frías se refirió a cada una de ellas e hizo una reflexión al respecto.

Especificó que la primera línea tiene que ver con pasar de la vieja cultura política capitalista y burguesa a la militancia socialista verdadera, es decir, “enraizar los valores socialistas y eliminar los viejos vicios de aquellos partidos del puntofijismo, de manera de consolidar una militancia social de verdad, con valores socialistas”.

La segunda línea la consideró igualmente vital, como es que la maquinaria del PSUV se convierta en un poderoso movimiento que no sólo se active cuando haya elecciones, sino que esté activado diariamente desde las bases, de manera permanente, “y allí radica la importancia de las patrullas, de los comandos y de las células socialistas”.

“Debemos pasar como partido de ser una maquinaria para convertirnos en un poderoso movimiento para la lucha, para la unión, para subordinarse a las luchas, reclamos, exigencias y necesidades del pueblo”, enfatizó.

Chávez Frías se refirió a la tercera línea estratégica relacionada con convertir al PSUV en un poderoso instrumento de propaganda y comunicación social, “porque no debemos dejar que los medios burgueses de la derecha tomen las mentes del pueblo con campañas venenosas, rumores y demás mensajes contra la revolución”.

La cuarta línea estratégica se refiere a convertir al PSUV en una plataforma de construcción y fortalecimiento del poder popular, para seguir transfiriéndole poder al pueblo.

La quinta y última línea es sobre la conformación de un polo patriótico, lo cual consideró Chávez Frías que sería el resultado de todo ese gran esfuerzo y despliegue político que deberán acometer las fuerzas revolucionarias.

“Invito a todos a desarrollar un gran huracán bolivariano, político, patrio, de pueblo por todas partes, para acelerar la conformación del Polo Patriótico para mediados de este año”, exhortó.

Recordó que ha propuesto la conformación de puntos de patrullas lo antes posible, así como los círculos de luchas populares por el buen vivir.

“Si comenzamos ahora mismo los debates y discusiones, creo que para el 5 de julio, con motivo del bicentenario, podamos conformar un polo patriótico que abarque todo el país, las distintas expresiones de la vida nacional, del pueblo y de la sociedad, incluida la clase media a la que también le pertenece la Revolución Bolivariana”, apuntó.

Hizo la salvedad de que no se le debe permitir a la burguesía que le quite a la revolución la clase media, “que el siga metiendo miedo a este sector de la sociedad, ya que nosotros queremos incluirlos y protegerlos”.

“Esta revolución igualmente lucha por los intereses de la clase media venezolana, de los productores, de los pequeños y medianos comerciantes, entre otros”, aclaró Chávez Frías.