Artículos archivados en 5 enero 2011

  • Presidente delegó en Soto Rojas conducir debate sobre la universidad del siglo XXI

    Subrayó que la maquinaria revolucionaria está obligada a hacer política. «Tenemos que ser políticos verdaderos, revolucionarios, socialistas, por la construcción del Proyecto Nacional Simón Bolívar»

    Al nuevo presidente de la Asamblea Nacional, diputado Fernando Soto Rojas, el jefe de Estado venezolano le delegó la tarea de conducir un debate nacional, junto al pueblo, sobre qué tipo de universidad necesita la Venezuela del siglo XXI.
    “En sus manos dejamos nosotros la conducción, junto al pueblo, los partidos bolivarianos revolucionarios, el Partido Socialista Unido de Venezuela, estudiantes, la juventud y los trabajadores un debate nacional sobre qué tipo de universidad necesita la Venezuela del siglo XXI”, enfatizó durante la concentración realizada en la plaza O’ Leary de Caracas, con motivo de la juramentación de los diputados revolucionarios que conforman la nueva Asamblea Nacional.

    “Ayer veté la Ley de Universidades porque prefiero que se abra un gran debate nacional en las calles, en los liceos, en las universidades, los campos, los barrios y urbanizaciones”, explicó, y dijo que se trata de “una verdadera universidad al servicio del desarrollo nacional”, porque “la democracia en las universidades es lo que quieren y exigen los estudiantes y el pueblo en los tiempos que estamos viviendo”.

    Universidad autónoma pero democrática

    Prosiguió diciendo que se requiere una “universidad libre, de libre pensamiento, completamente autónoma pero democrática. Esa es la esencia del debate”, mientras el pueblo presente coreaba: “¡Así, así, así es que se gobierna!”.

    Por otra parte, insistió en que no existe ningún plan para desaparecer al adversario del campo de batalla. “Que ocupen el espacio que les corresponde, pero más nunca tendrán mayoría ni en la Asamblea Nacional, ni en los poderes locales, regionales; mucho menos en el poder popular, ni tampoco volverán a aquel caserón que se llama Miraflores”.

    “Más nunca tendrán mayoría (la derecha)», recordó y aclaró que no se “trata de que los vamos a desaparecer del campo, aunque ellos lo hayan querido hacer en contra del pueblo en los años 50, 60 y 70 pero no pudieron. ¿Cómo van a borrar a un pueblo y a los movimientos populares del mapa?

    Obligados a hacer política

    Sin embargo, subrayó que la maquinaria revolucionaria está obligada a hacer política. “Tenemos que ser políticos verdaderos, revolucionarios, socialistas, por la construcción del Proyecto Nacional Simón Bolívar”.

    También criticó cómo muchos representantes del sector reaccionario nacional salieron a defender lo que encarnó el ex presidente Carlos Andrés Pérez, fallecido el pasado 25 de diciembre, que fue “la gestión de un gobierno que masacró al pueblo en estas calles durante el Caracazo, sin ningún tipo de clemencia. Un gobierno criminal”.

  • Pueblo legislador enfrenta en la AN los intereses de minoría burguesa

     

    En la primera sesión de la recién instalada Asamblea Nacional, la visión del pueblo legislador que defiende el bloque patriótico conformado por los 98 diputados socialistas se enfrentó con los intereses de la minoría burguesa del país, resguardados por los 65 diputados de los partidos de la derecha venezolana.

    Mientras el discurso de los parlamentarios del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) estuvo enfocado en transformar el Parlamento en una Asamblea Popular con un pueblo legislador como principal protagonista de la Revolución Bolivariana, la derecha dejó claro que sus intereses buscan el beneficio de los sectores empresariales que ostentan el poder económico del país.

    “Juro que trabajaré duro, sin descanso, para que esta Asamblea Nacional se transforme en Asamblea Popular, para que el pueblo que ayer se mostrase oprimido, dominado, se transforme en pueblo legislador”, expresó el nuevo presidente de la Asamblea Nacional (AN), Fernando Soto Rojas, electo por la evidente mayoría de las fuerzas revolucionarias.

    Por su parte, la diputada socialista Cilia Flores garantizó que el pueblo participará plenamente en la elaboración de leyes a través de las jornadas de parlamentarismo de calle, que serán la base para avanzar en la propuesta de profundizar la revolución en la nueva etapa que inicia el parlamento.

    En contraste, el diputado derechista Eduardo Gómez Sigala, indicó que la presencia de los partidos que adversan al presidente Hugo Chávez Frías en el Parlamento es supuestamente para “profundizar los cambios que se han iniciado en este país”.

    “Esta asamblea se mide con el récord de los resultados. Venezuela es víctima de la pérdida del poder adquisitivo, no hay construcción de vivienda y no hay empleo”, afirmó el empresario que en el 2002 apoyó el golpe de Estado contra Chávez y avaló el sabotaje de las cúpulas económicas del país, acciones que afectaron a los más pobres y causaron enormes daños al patrimonio de la nación.

    “Se tiene que trabajar para producir resultados”, agregó Gómez Sigala, quien parece ignorar que desde la llegada de la Revolución Bolivariana, Venezuela tiene uno de los sueldos más altos de América Latina, una cifra de desempleo de 7,7% a pesar de la crisis económica mundial, y ha implementado un plan de vivienda para responder a las necesidades de los venezolanos que durante los años de la “democracia representativa” no tuvieron oportunidad de adquirir un techo propio.

    Pero por otra parte, los parlamentarios de la bancada de derecha afirmaron que su agenda tiene como tema principal la defensa de los diputados Biagio Pilieri y José Sánchez, Alias “Mazuco”, quienes enfrentan procesos judiciales por corrupción y homicidio, respectivamente.

    Incluso, el diputado de Alianza Bravo Pueblo (ABP), Richard Blanco, propuso a Mazuco -sobre quien pesa una condena de 19 años por por homicidio- para que ejerciera el cargo de primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), nominación que fue rechazada por la amplia mayoría del parlamento.

    El diputado socialista Saúl Ortega condenó la postulación en nombre del bloque revolucionario por considerarla «indigna y una bofetada al pueblo».

    Sin moral

    Uno de los momentos cumbre del debate fue luego de la intervención del diputado de Un Nuevo Tiempo (UNT), Alfonso Marquina, quien cuestionó la nominación de Soto Rojas como Presidente del Parlamento.

    La arremetida de Marquina fue respondida enérgicamente por el diputado socialista Earle Herrera, quien le recordó la actitud antidemocrática demostrada por UNT al sabotear a sus propios “aliados” políticos y calificó como inmorales los señalamientos en contra de Soto Rojas.

    “Aquí (en la AN) le dimos la palabra a un joven llamado Yon Goicochea. Se la dimos nosotros (los diputados revolucionarios) pero usted le quitó la curul. Esa es la diferencia entre una Asamblea democrática y un partido como el suyo que aplastó el futuro de un joven que tenía muchas esperanzas en la derecha venezolana”, enfatizó Herrera.

    “Usted no tiene autoridad para cuestionar a nuestro candidato a la presidencia (de la AN) Soto Rojas porque ustedes lanzaron a su hermano de un helicóptero”, agregó Herrera en referencia al asesinato de Víctor Soto Rojas, que fue perpetrado por los grupos de exterminio de los gobiernos de Acción Democrática y COPEI, las toldas políticas que siempre apoyó Marquina.

    “Ustedes no tienen la autoridad política ni moral y sobre ustedes pesan más de 3 mil muertos durante su democracia”, puntualizó Herrera mientras la fracción revolucionaria gritaba “¡asesinos, asesinos!”.

    “Pero nosotros le garantizamos a ustedes y al pueblo de Venezuela que ese retrato de Simón Bolívar nunca lo van a quitar de ahí, eso es todo”, finalizó el parlamentario del Psuv, quien horas más tarde destacó que la defensa de los ideales bolivarianos será gracias a la mayoría socialista.

    Y es que de los 165 diputados que integran los escaños del parlamento, 98 pertenecen a las filas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), 65 a las diez toldas de la derecha, y dos al Partido Patria Para Todos (PPT).

    Al respecto, la diputada Flores reclacó: “Ahora, con esta nueva AN, la oposición tiene menos representación de la que tenían en la primera Asamblea Nacional (antes de 2005) por lo tanto ahora la revolución tenemos una correlación de fuerza superior, con la cual seguiremos defendiendo la dignidad de la mayoría del pueblo”.

  • Compromiso con el pueblo caracteriza directiva de la AN para el período 2011-2012

    El punto único de la primera sesión de la Asamblea Nacional, fue la designación de la nueva junta directiva que estará conformada por: Fernando Soto Rojas, bajo el cargo de presidente del AN; Aristóbulo Istúriz, primer vicepresidente y Blanca Eekhout, como segunda vicepresidenta, Ivan Zerpa como secretario y Victor José Clark como subsecretario

    Mientras el pueblo apoya en las calles a los nuevos legisladores, los diputados eligieron la junta directiva que conformará la Asamblea Nacional, para el período 2011-2016.

    El punto único de la primera sesión fue la designación de la nueva junta directiva, quienes asumirán los siguientes cargos: Fernando Soto Rojas, diputado electo por el estado Falcón, como presidente de la AN; Aristóbulo Istúriz, diputado electo por el Distrito Capital, como el primer vicepresidente, y Blanca Eekhout, diputada electa por el estado Portuguesa, como segunda vicepresidenta del parlamento, dicha propuesta fue aprobada por la mayoría en la Asamblea Nacional.

    Como secretario a la Asamblea Nacional fue electo el diputado Ivan Zerpa y como subsecretario Victor José Clark.

    Según el Reglamento de Interior y Debates, la directiva se elige por la mitad más uno de los votos. Es importante resaltar que de los 165 diputados que integran la Asamblea Nacional, 98 de ellos pertenecen al Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y sus alianzas estratégicas, quienes ingresaron al hemiciclo entonando el himno de la tolda roja, y reiterando que iniciarán un nuevo período en la historia parlamentaria de Venezuela con la incorporación del Pueblo en su rol legislador.

    Los diputados de ambas toldas políticas dieron sus puntos de vista durante su participación en la primera sesión de la Asamblea Nacional.

    Cilia Flores, presidenta saliente de la Asamblea Nacional indicó,” esta es la la tercera Asamblea Nacional instalada durante la Revolución, la oposición no pudo con nosotros, porque no somos minoría como ellos decían”

    Por parte de la derecha el diputado Alfonso Marquina tomó la palabra e indicó “el pueblo venezolano nos escogió y nos convirtieron en la mayoría en la Asamblea Nacional”.

    Durante el acto de juramentación el nuevo presidente de la Asamblea Nacional Fernando Soto Rojas, juró por la Constitución y la memoria del Libertador Simón Bolívar, cumplir con sus funciones y defender los derechos del pueblo. “Juro que trabajaré duro, sin descanso, para que esta Asamblea Nacional se transforme en Asamblea Popular, para que el pueblo que ayer se mostrase oprimido, dominado, se transforme en pueblo legislador”, apuntó Rojas.

    Seguidamente Soto Rojas, realizó el acto de juramentación de la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional y del nuevo Secretario y Subsecretario, quienes tienen a su cargo la nueva Asamblea del Pueblo Legislador.

    Fernando Soto Rojas ofreció su primer discurso como presidente de la Asamblea Nacional, “Esta asamblea ha sido posible, por contar con un país libre, donde el pueblo escoge libremente a sus dirigentes y voceros”.

  • Asamblea Nacional inicia nuevo período legislativo que profundizará democracia participativa y el Poder Popular

    El Parlamento estará conformado por 98 diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y 67 del bloque opositor.

    Este miércoles los parlamentarios electos el pasado 26 de septiembre iniciarán el período 2011-2015, cuya sesión de instalación se realizará a las 11 de la mañana. 

    El reto principal de esta nueva Asamblea Nacional es robustecer la democracia participativa y protagónica, tal y como lo establece la Constitución.

    En este período legislativo el Parlamento estará conformado por 98 diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y 67 del bloque opositor.

    El PSUV, mayoritario en la Asamblea, anunció su terna para dirigir el Poder Legislativo: los diputados Fernando Soto Rojas como presidente, Aristóbulo Istúriz como primer vicepresidente y Blanca Eekhout como segunda vicepresidenta. Conforme al reglamento de interior y debates, la directiva se elige por la mitad más uno de los votos.