Fidel Ernesto Vásquez I

27.oct.2011 / 02:50 pm

El Acuerdo de Cooperación Energética Petrocaribe nació el 25 de junio de 2005 con la participación de 14 naciones, con el propósito de lograr la integración de los pueblos de Centroamérica y el Caribe, a través de la cooperación energética, fundamentada en el esquema de intercambio favorable y equitativo entre los países.

La iniciativa que en la actualidad agrupa a 18 miembros (Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Las Granadinas, Surinam y Venezuela) fomenta el desarrollo social y económico de la región, y tiene como principios rectores la unión, la solidaridad, la cooperación, la complementariedad y la mirada hacia el Sur.

De acuerdo con información de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Petrocaribe cumple la función de ofrecer suministro energético a través de un arreglo financiero que permite aumentar la disponibilidad de recursos para el desarrollo de sus miembros.

Otra de sus tareas es ampliar las capacidades de generación eléctrica, refinación, petroquímica, almacenamiento y distribución de hidrocarburos. Así como la y transferencia de tecnología e intercambio de saberes, a través de la creación de empresas mixtas binacionales y grannacionales.

También este acuerdo deberá impulsar el ahorro energético y el uso de las energías renovables; incentivar la producción local, a través del canje de bienes y servicios por hidrocarburos; fortalecer la seguridad y soberanía de las naciones de la región e impulsar proyectos sociales y socioproductivos.

Logros de Petrocaribe

Durante el Séptimo Consejo de Ministros de Petrocaribe, celebrado recientemente en Managua, Nicaragua, el ministro venezolano de Energía y Petróleo Rafael Ramírez ofreció un balance de la gestión del esquema de cooperación, en el que destacó el fortalecimiento de las capacidades de almacenamiento, distribución y generación de energía de los países miembros.

Indicó que diariamente se suministra un promedio de 92 mil barriles diarios de hidrocarburos a las naciones integrantes, para lo cual se cuenta con los buques Petión y Sandino, dedicados exclusivamente al transporte de derivados entre los países signatarios.

Igualmente, precisó que el volumen de productos distribuidos desde 2005 a la fecha, alcanza los 176 millones de barriles, lo que totaliza una factura aproximada de 14 mil 179 millones de dólares, de los que se han financiado 5 mil 826 millones de dólares.

Ramírez explicó que la capacidad de almacenamiento de la región se incrementó en 262 mil barriles, cifra que se logró a través de la puesta en marcha de 5 obras: la planta Waitukubuli, en Dominica; la planta de llenado de Gas Licuado de Petróleo (GLP), en San Vicente y Las Granadinas; la planta Benjamín Zeledón, en Nicaragua; así como un tanque en San Cristóbal y Nieves y otro en Granada.

El también presidente de Pdvsa anunció que para 2014 se estima incrementar la capacidad de almacenamiento regional en un millón 417 mil barriles.

Infraestructura de refinación

El ministro Ramírez explicó que para avanzar en la refinación de crudo se cuenta con tres instalaciones activas: la Refinería Camilo Cienfuegos en Cuba, con capacidad para procesar 65 mil barriles diarios (MBD); la Refinería Petrojam en Jamaica, (34 MBD); y la Refinería Dominicana de Petróleo, Refidomsa, (36 MBD).

Anunció que con una inversión de 20 mil 550 millones de dólares, en territorio cubano, se realizará la expansión de las refinerías Camilo Cienfuegos, a 150 MBD y Hermanos Díaz, a 50 MBD, así como la construcción de la refinería de Matanzas (150 MBD). Mientras que en Nicaragua se concluirá la edificación de la refinería Complejo Industrial El Supremo Sueño de Bolívar (150 MBD).

Estos nuevos proyectos incorporarán una capacidad de refinación de 570 mil barriles por día a la región.

Desarrollo de planes sociales

Cifras de Pdvsa señalan que a través del Fondo Alba Caribe, que forma parte de Petrocaribe, se han asignado 179 millones de dólares no retornables a 85 proyectos, en 11 países de la región, y 29 millones de dólares a 3 proyectos eléctricos.

“Este mecanismo de cooperación no tradicional está orientado a luchar contra la pobreza, la exclusión y la desigualdad, vistas como fenómenos estructurales y multidimensionales, por lo financia programas sociales, priorizando el acceso a la salud, la educación y la vivienda, así como proyectos que promuevan el desarrollo económico de los pueblos”, refiere un informe de la principal empresa venezolana.

Por su parte, el Fondo Alba Alimentos- que promueve proyectos agroalimentarios y acciones comunes en materia agrícola- ha brindado financiamiento a 12 proyectos agroalimentarios, en 9 países, por un monto de 24,3 millones de dólares.

Al respecto, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, señaló que en este acuerdo “se unen los proyectos de construcción de infraestructuras para almacenaje y procesamiento de crudo, además de los programas sociales, todo lo cual contribuye a la derrota de la pobreza y al desarrollo integral de los pueblos signatarios, que a través de estos acuerdos “socialistas y solidarios, pueden acceder también a la cultura, la educación y la ciencia”.

Mientras que el ministro de Estado para la Información y Movilización de Granada, Glen Noel, destacó que Petrocaribe “ha fortalecido la unión en la comunidad latinoamericana y caribeña y ha permitido bajar los costos de combustible mediante el intercambio solidario, lo cual ha hecho posible que los ahorros obtenidos sean destinados a proyectos sociales que han beneficiado enormemente a nuestra nación”.

Lo social es la prioridad

El economista venezolano y experto en energía, Luis Alberto Matos, en entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias (AVN) recordó que cuando en junio de 2005, 14 mandatarios de Centroamérica y el Caribe se reunieron en la ciudad de Puerto La Cruz, estado Anzoátegui para fundar Petrocaribe, la realidad y las perspectivas energéticas de la región estaban dominadas por la hegemonía de grandes transnacionales que controlaban el mercado petrolero.

“Gracias a Petrocaribe esa situación cambió, y ahora naciones como Dominica, Granada, Nicaragua, Cuba, San Vicente y República Dominicana están construyendo o mejorando sus infraestructuras de recepción, almacenamiento y distribución de combustible, lo que les permite cubrir en buena parte las necesidades energéticas de sus habitantes”, dijo.

Destacó que a diferencia de otras iniciativas regionales, Petrocaribe otorga prioridad a lo social por encima de los intereses económicos, enfocándose en asistir a los que menos cuentan con recursos energéticos.

“Venezuela no puede estar aislada, porque forma parte del Caribe, de la Gran Colombia que formó el Libertador, y de América del Sur, por eso ha puesto a disposición de sus naciones hermanas su experiencia en la industria petrolera y su producción de hidrocarburos, para contribuir con la seguridad energética de la zona que agrupa a casi 90 millones de habitantes”, explicó.

Matos destacó que este acuerdo multinacional le ha brindado particular atención a las áreas de salud, educación, vivienda y saneamiento ambiental.

“Se trata de llevar energía y productos, derivados de nuestros hidrocarburos, a cambio de saberes, bienes y servicios. No es llenar tanqueros de crudo para que nos acrediten dólares en cuentas internacionales. Es recibir aquello que nos haga falta a todos y a cada uno. Esta inversión social le ha permitido a las naciones caribeñas y suramericanas afrontar con más facilidad la crisis y los peligros que se desprenden del capitalismo mundial”, subrayó.

“No estamos regalando nada”

El economista venezolano explicó que la aplicación de este mecanismo no significa que el Gobierno de Hugo Chávez esté “regalando” la producción petrolera de Pdvsa, ya que Petrocaribe promueve un comercio justo, que plantea el intercambio de bienes y servicios, bajo condiciones preferenciales.

“Aquí no le estamos regalando nada a nadie,Venezuela sólo le está brindando a los signatarios del acuerdo condiciones de pago más relajadas, que aquellas que normalmente utiliza con otros países”, enfatizó.

Las estadísticas de Pdvsa señalan que hasta el tercer trimestre de 2011, Venezuela ha obtenido, como parte de la compensación de la factura petrolera de Petrocaribe, un intercambio de 75 mil toneladas de alimentos y más de 15 mil reses.

Al respecto, Matos destacó que Nicaragua ha suministrado a Venezuela vaquillas, caraotas negras, leche, carne de res y aceite de soya; mientras que con República Dominicana se ha negociado el envío de jarabe de glucosa y granos, y con Guyana arroz.

“Una de las cooperaciones más emblemáticas ha sido con Cuba… ¿Quién puede negar la inmensa contribución de esta nación a Venezuela en el mejoramiento del sector salud, en la agricultura, en el deporte, en la cultura? Este ha sido un intercambio más que justo y, por más que muchos sectores (de la derecha) quieran criticar, no cuentan con las bases para hacerlo”, subrayó.