Fidel Ernesto Vásquez I

9.feb.2013 / 12:05 am

El vicepresidente Ejecutivo de la República, Nicolás Maduro, explicó que las medidas económicas anunciadas este viernes tienen como objetivo defender la moneda nacional y lograr “equilibrio, estabilidad y protección de la economía para el pueblo venezolano”.

Durante el Consejo de Ministros desde La Viñeta, ubicada en Fuerte Tiuna, en Caracas, Maduro indicó que las acciones, evaluadas previamente por el presidente de la República, Hugo Chávez, y todo el equipo de Gobierno, resguardan a la moneda venezolana “que ha sufrido un ataque inclemente especulativo de agentes económicos que viven de la especulación y el saqueo de los recursos que le pertenecen al país”.

Las medidas anunciadas por el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, y el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, contribuirán a impulsar el funcionamiento del aparato productivo en el país que incluyen la creación de un Órgano Superior para la Optimización del Sistema Cambiario, el ajuste de la tasa de cambio a 6,30 bolívares por dólar, la eliminación del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) y la modificación del convenio cambiario, que permite a personas naturales y jurídicas la apertura de cuentas en divisas en el país.

El ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, agregó en el consejo que estas medidas “forman parte del nuevo plan que está en construcción con base en el Programa de la Patria y en la instrucción de eficiencia del presidente reelecto Hugo Chávez”.

En este contexto, se revisarán los mecanismos de operación de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) para que “sean correctamente utilizados”.

“Nosotros tenemos que atacar los vicios que surgen de los procesos de administración de divisas, con controles posteriores que se van a establecer sumamente exigentes”, aseveró el vicepresidente.

Con estas acciones económicas se van a desarrollar las importaciones, se garantizará la seguridad en las inversiones, así como la diversificación y crecimiento de la economía.

Coherencia administrativa

El presidente Hugo Chávez aprobó 4.803 millones de bolívares y 691 millones de dólares para el desarrollo industrial del país, y 7.807 millones bolívares para la Gran Misión AgroVenezuela (GMAV) y la consolidación de todo el proceso agroindustrial durante el primer trimestre de 2013.

“¿De dónde vienen los dólares?”, se preguntó Maduro en relación a la aprobación de los puntos de cuenta. “De esta política exitosa del comandante Chávez -continuó-, de defensa del precio del petróleo, de nuestro mercado seguro, de la alianza con China, de los fondos de Gran Volumen, de la alianza con Brasil, con Argentina”.

Maduro recalcó que el impulso al sector industrial venezolano es producto “de una política correcta de financiamiento soberano en dólares de todos estos proyectos, sin entregar ni un palmo así de soberanía con el Fondo Monetario Internacional”.

Los recursos aprobados serán dirigidos para proyectos estratégicos como el Servicio de Laminación de Aluminio (Serlaca), para continuar su ampliación y culminar las obras que se están desarrollando.

Asimismo, en emplearán en la construcción y puesta en marcha de la Siderúrgica Nacional José Ignacio Abreu e Lima, y del complejo industrial papelero Pulpaca. También para la construcción y operación de la Planta de Concentración de Mineral de Hierro en Guayana y para ampliar y mejorar la operatividad de la Empresa de Aluminio Rialca.

Mencionó las inversiones garantizadas para Madera del Orinoco, con la plantación de 40 mil héctareas más y la culminación de 60 proyectos industriales con Argentina e Irán.

En este sentido, resaltó que se garantizan los recursos suficientes para el funcionamiento de Bauxilum, Carbonorca, Alcasa, Venalum. “Todos los recursos aquí”, dijo.

Por su parte, los recursos destinados a proyectos agroindustriales incluirán el proyecto Agrario Integral Socialista José Abreu e Lima, la continuación del Proyecto Agrario Socialista Integral Valle de Quibor, el financiamiento de la Banca Social, y el plan de rehabilitación de vialidad agrícola.

De la misma manera, fueron aprobados por el Jefe de Estado 986 millones de dólares para áreas vinculadas a la producción de alimentos a través de la Gran Misión Agro Venezuela.

Intercambio

En materia de relaciones exteriores, el canciller Elías Jaua informó que representantes del gobierno de la República Popular China ratificaron su voluntad de cooperación con Venezuela.

“Se ratificó la voluntad de China en la cooperación política y financiera para el desarrollo nacional”, dijo Jaua durante el Consejo de Ministros.

En ese sentido, resaltó que gracias al trabajo labrado en las relaciones internacionales Venezuela se ha consolidado como “un país con un peso propio” en la comunidad internacional, especialmente en los polos de desarrollo que vienen emergiendo independientemente.

“Venezuela es uno de los pocos países que solicita financiamiento para el desarrollo económico productivo, no es un país que solicita crédito para gasto ordinario o para cosas superfluas, sino para un empuje y un desarrollo económico productivo”, comentó Jaua.

Ante las nuevas medidas económicas que se traducen en defensa de la moneda y soberanía venezolana, con la inversión en proyectos que apuntan al crecimiento del país y con la garantía de las relaciones internacionales, Maduro envió un mensaje a los venezolanos cargado de optimismo.

“Nuestro pueblo puede estar muy seguro de que este año todos los recursos seguirán destinados para la vida social de nuestros niños, para que tengan sus escuelas, sus liceos, sus universidades para la vida; para garantizar nuestra salud, nuestra alimentación, para la vida global, en felicidad de nuestro pueblo. Todo esto está garantizado por un gobierno responsable que trabaja y produce”.