Fidel Ernesto Vásquez I

22.abr.2013 / 07:46 pm

El presidente de la República, Nicolás Maduro, juramentó la noche de este lunes al equipo que lo acompañará a hacer un gobierno de calle, que trabajará, en primer lugar, por la construcción de la paz, para superar la criminalidad en el país.

Durante el acto que se llevó a cabo en la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, en el Distrito Capital, el Mandatario Nacional pidió al tren ministerial contribuir con la paz como eje primordial, en función de cada área ministerial.

“Si construir la paz es la línea central, todo el mundo tiene que decir qué hay que hacer en educación, deporte, cultura, economía, infraestructura, en Misión Vivienda, en Barrio Tricolor. Todo puesto para la paz”, puntualizó Maduro.

Recordó que para ello se ha constituido el Movimiento por la Paz y la Vida, presidido por la primera dama combatiente Cilia Flores, para construir zonas y territorios de paz en cada comunidad.

La segunda línea de su gestión será la economía, donde impulsará una Revolución Económica Productiva para desarrollar las fuerzas productivas y diversificar este sector. “Tenemos con qué, sabemos cómo, vamos a hacerlo”.

Asimismo, precisó que el tercer eje será el eléctrico, en el cual se prevé concebir un nuevo sistema que sea estable y seguro.

En este punto, hizo un llamado a retomar las campañas de ahorro energético que arrojaron excelentes resultados en años anteriores, tanto en la administración pública Nacional como en los hogares venezolanos.

En el cuarto eje se ubica “La Revolución en Revolución”, que plantea el relanzamiento de las misiones y grandes misiones. En quinto lugar, se encuentra el fortalecimiento del Poder Popular, necesario para llevar adelante “la construcción del modo de vida socialista”, agregó.

El jefe de Estado destacó que el sexto eje transversal de su gestión será la Gran Misión Eficiencia o Nada: “Una lucha contra el burocratismo, contra la indolencia, contra la corrupción donde esté en el sector público. La corrupción es contrarrevolucionaria”.

REDI con el pueblo

El Presidente también hizo referencia a las Regiones para Defensa Integral (REDI) e informó que sus coordinadores trabajarán directamente con el pueblo desde sus propias comunidades, con el fin de identificar con mayor eficiencia sus problemas y diseñar estrategias para solucionarlos.

“Hemos creado las REDI y para ello hemos designado jefes y jefas probados en la lucha, ellos saben donde hay que buscar los problemas, y vamos a la construcción de un nuevo sistema para la construcción del gobierno de calle”, dijo.

Agregó que las REDI permitirá contribuir a la construcción de un nuevo esquema del desarrollo de la nueva doctrina militar para la defensa de todo el pueblo.

“Hemos asignado a un grupo de compañeros de gran experiencia, confianza política y honestidad, como coordinadores de gobierno, la experiencia en la Fuerza Armada Bolivariana con la constitución de las REDI habrá en cada estado una zona y áreas de defensa integral”, explicó.

Los coordinadores serán: Juan Carlos Loyo, jefe de la región central; Isis Ochoa, jefa de la región de occidente; Nancy Pérez, jefa de los llanos; Carlos Osorio, jefe para la región Guayana; María Pilar Hernández , jefa para la región oriental; y Cristóbal Francisco, jefe marítimo e insular.

Nuevo ciclo revolucionario

Con estos cambios y nuevas estructuras, el Mandatario Nacional explicó que se trata de un nuevo ciclo de la Revolución Bolivariana.

“Necesitamos una revolución en la Revolución. (Chávez) nos decía necesitamos un nuevo ciclo de renovación para que se dinamicen todas las fuerzas y dimensiones que la Revolución ha echado a andar en lo filosófico, en lo político, en lo ideológico, en lo organizativo, en lo económico, en lo estructural”, enfatizó.

Destacó que nunca imaginaron comenzar esta nueva etapa sin Chávez al frente, por lo que instó a las fuerzas revolucionarias a trabajar con mucha conciencia en aras de construir la nueva patria socialista.

Expresó que se mantendrán leales al legado y pensamiento de Chávez “hasta más allá de esta vida. Qué hermoso es ser leal con quien lo fue con un pueblo, con su historia, con quien entregó su vida entera por levantar su patria”, reiteró.

En este contexto, reiteró que no habrá pacto de ningún tipo con la burguesía, mientras que sí dialogará con todo el país, incluso con aquellos que adversan el proceso revolucionario.

Maduro agregó que tampoco permitirá la injerencia extranjera en Venezuela y reiteró que el gobierno de los Estados Unidos está aislado en su intento de desconocer la voluntad popular del pueblo venezolano, expresada en los comicios presidenciales del 14 de abril.

“Ahí vemos al imperio estadounidense amenazando a nuestro país y sale la oligarquía apátrida y la derecha apátrida a aplaudir estas amenazas contra la Patria”, dijo.

En ese sentido, subrayó que la respuesta del canciller de Venezuela, Elías Jaua, fue contundente: “¡Ay de aquel que pretenda meterse con la Venezuela bolivariana y chavista!”, indicó.

Recalcó que en estos momentos las fuerzas revolucionarias están más unidas que nunca, no sólo desde la alta dirigencia político-militar, sino “en este pueblo, allí en sus bases con sus dirigentes fundamentales en los barrios, en las fábricas, en las universidades, en los liceos, en los campos deportivos, en las calles”.

Al final del acto juramentó a su tren ministerial que tendrá como tarea impulsar un gobierno de calle. “Este equipo (de ministros) va a salir al gobierno de calle. Vamos a la calle, vamos a construir con el pueblo, vamos a encontrarnos con los problemas que tiene la patria ahí en el barrio, en la calle, en la comunidad, en la universidad, en el liceo, en la escuela, en el hospital”, acotó.