Fidel Ernesto Vásquez I

2.abr.2013 / 12:06 am

Este martes en la mañana el Candidato de la Patria, Nicolás Maduro, comienza el recorrido del país, rumbo a la victoria del próximo 14 de abril, en Sabaneta de Barinas, cuna del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías.

Las fuerzas revolucionarias darán así inicio a la movilización popular que garantizará una nueva y contundente victoria revolucionaria, para continuar el rumbo de la independencia definitiva  y desarrollo de la Patria con la construcción del socialismo.

El candidato de Chávez realizará un trayecto en bus desde Sabaneta hacia la ciudad de Barinas en horas de la mañana, para luego participar en una masiva actividad en el sector Cuatricentenario de Maracaibo, capital del estado Zulia al final de la tarde.

El Huracán Bolivariano inicia su movilización en Sabaneta en homenaje a la ofensiva final realizada por el Comandante Chávez para la campaña presidencial de 2012, que fue coronada con el gran triunfo del siete de octubre, cuando el pueblo escogió el rumbo trazado en el Programa de la Patria 2013-2019.

Entonces, como hoy, se decidía entre dos modelos opuestos.

Por un lado, el socialismo bolivariano que en 14 años ha permitido conquistas como la erradicación del analfabetismo, una sustancial reducción de la pobreza, la democratización de las nuevas tecnologías, la reducción de la desigualdad, o que nuestro país alcanzara la mayoría de los objetivos del milenio establecidos por la ONU antes de la fecha prevista en 2015.

Por el otro, la reedición de la doctrina neoliberal impuesta al país por la derecha en décadas pasadas, que generó la profunda crisis social, cultural, económica y política dieron origen a la rebelión popular del 27 de febrero de 1989, conocida como Caracazo y ésta, a su vez, a la insurrección militar del cuatro de febrero de 1992, momentos que marcan el inicio de la Revolución Bolivariana.

Nicolás Maduro, candidato bolivariano, ha asumido la continuación del legado del Comandanta Chávez, quien en su alocución del ocho de diciembre de 2012 lo describió como “un hombre revolucionario a carta cabal, de una gran experiencia a pesar de su juventud, de una gran dedicación al trabajo, una gran capacidad para el trabajo, para la conducción de grupos, para manejar las situaciones más difíciles”.

Esa noche, pidió al pueblo que apoyara a quien hoy encarna, junto al pueblo, la continuidad del proyecto socialista venezolano: “En mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total −en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales− ser electo como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón”.

El Comandante Chávez, quien dejó en el Programa de la Patria el camino para la consolidación de la Venezuela Socialista, advirtió sobre las amenazas que se ciernen sobre la nación.

“No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades −del tamaño que fueren− la respuesta de todas y de todos los patriotas, los  revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras, como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria”, sentenció.