Fidel Ernesto Vásquez I

15.mar.2013 / 01:49 pm

Durante el homenaje póstumo en la Capilla Ardiente, al comandante y líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, este viernes 15 de marzo, el general Jacinto Pérez Arcay, expresó: “Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos, Hugo te has encumbrado en la conciencia colectiva no sólo del pueblo de Venezuela sino en los pueblos del mundo”.

El General comenzó su discurso indicando la relación histórica entre Hugo Rafael Chávez Frías y el Libertador Simón Bolívar: “Hablar de Bolívar es como hablar de Hugo, grande en el pensamiento, grande en la acción, grande en la obra, grande en el infortunio, grande para magnificar o para sublimar lo que cabe en el alma de los grandes y para sobrellevar en el abandono y en la muerte, la trágica expiación de la grandeza”.

“Sus futuros serán inseparables en la mente de los pueblos de la tierra”, dijo Pérez Arcay, refiriéndose a Simón Bolívar y a Hugo Chávez.

Pérez Arcay manifestó que el Comandante Chávez ha sido en este siglo, el continuador de la obra de Bolívar: “Digamos que la materialidad del pensamiento del héroe esclarecido Bolívar hizo eco sonoro en este siglo en el alma de Hugo Chávez… El Comandante llenó su vida con el cumplimiento de su deber, como nadie nunca lo hizo… Nadie excepto el Cristo redentor y el Libertador lo habían hecho antes con tanta gloria”.

“Bolívar fue el genio geopolítico, cuya imaginación proporcionó alas a su talento con tanta perspicacia que derivó en pensamiento conductor. Verbo, trabajo y ejemplo que movieron al ejército libertador desde el Orinoco hasta el Potosí, 200 años después el mismo raciocinio y los mismos ideales reaparecen transformados en el árbol gigantesco de sueños azules de la Academia Militar… Academia Militar de tus amores Hugo, tu roble y tu Samán” Expresó el general Pérez Arcay, indicando que el pensamiento de Simón Bolívar renació en Hugo Chávez durante los años de estudio en la Academia Militar.

La palabra de Hugo Chávez

Pérez Arcay citó a Jesús de Nazaret: “Los arboles se reconocen por sus frutos, no se sacan higos de los espinos, ni de las zarzas se sacan uvas, el hombre bueno saca cosas buenas del tesoro que tiene adentro, como lo es Hugo; y el que es malo saca de su fondo lo malo, porque la boca habla de lo anida en el corazón. La palabra de Hugo, el verbo de Hugo, porque la voz es el reactivo más exquisito de la personalidad particularmente, es representación viviente del alma de un extraordinario ser humano”

Obra del Comandante

Pérez Arcay expresó que Hugo Chávez pudo anticipar el futuro del país y lo escribió el proyecto bolivariano que hoy nos guía (el Programa de la Patria): “No se equivocó nuestro amado líder, lo vimos buscar su destino en la razón de los sueños de Bolívar… ¿Acaso no hizo lo indecible Hugo Chávez para alcanzar la gobernabilidad en este país, como decía Bolívar en la Angostura: Para obtener un gobierno estable se requiere la base de un espíritu nacional que tenga por objeto una inclinación uniforme hacia dos puntos capitales: moderar la voluntad general y limitar la autoridad pública”.

“La bomba de tiempo que conseguiste en el año 1999 con tu presidencia fue alcanzado paulatinamente los objetivos de la paz… no cualquier geopolítico, no cualquier estadista puede alcanzar lo que tu alcanzaste… esta ciencia se adquiere por la práctica y por el estudio” dijo Pérez Arcay.

Desaparición física del Libertador del siglo XXI

Al referirse a la desaparición física del Comandante Chávez, Pérez Arcay expresó que el pueblo debe continuar su obra: “Te fuiste de repente y has dejado un vacío inmenso, que toda Venezuela está obligada a llenar, con las virtudes cardinales que a ti te adornaron, porque fuiste un soldado de la ley, pero no cualquier ley, esas que se derivan de la naturaleza de las cosas que escribió Montesquie en el espíritu de las leyes”.

Finalmente; Pérez Arcay manifestó: “¿Quiso Hugo Chávez consumirse al estilo de Jesús el redentor? ¿Por qué juró morir hasta implantar el Socialismo? Porque en las revoluciones verdaderas se triunfa o se muere… No te creyeron Hugo”.