Fidel Ernesto Vásquez I

8.mar.2013 / 07:07 am

logo psuv-Fidel Ernesto Vasquez

La militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela expresa su más profundo dolor por la desaparición física de nuestro amado líder, maestro, guía, camarada, hermano, padre, el Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, líder de la Revolución Bolivariana.

Estos, son duros momentos para nosotros los militantes revolucionarios formados por ese gran hombre, el Libertador del Siglo XXI, el redentor contemporáneo de los pobres, que consagró su vida a los más necesitados, a quien les dio rostro y poder, y continuó la obra de nuestro Libertador Simón Bolívar, devolviéndonos el bien más preciado: La Patria libre y soberana, e impulsando la integración latinoamericana.

Nuestro padre Chávez es el más grande revolucionario que ha parido esta tierra en 200 años, luchador incansable hasta el último momento de su vida, movido siempre por grandes sentimientos de amor, como Cristo.

Hoy, nuestro amado Comandante nos deja físicamente, pero su semilla queda sembrada en los corazones del pueblo venezolano y en el de otros pueblos del mundo, en el corazón de los hombres y mujeres que luchan por un mundo nuevo. Su espíritu combativo invade cada rincón de la Patria. Somos Chávez hecho millones. Chávez se transformó en un pueblo digno, invencible, rebelde, y no habrá imperio alguno ni derecha apátrida corrupta que nos arrebate lo que el Comandante Chávez sembró. No pudieron con él, ahora les será imposible vencer su espíritu.

Su legado es inmenso. Chávez está en cada niño y niña venezolana, en las canaimitas, en las escuelas, en las universidades, en las misiones sociales, en los CDI, en las viviendas que recibe el pueblo, en los mercales, en los satélites Bolívar y Miranda, en los millones de libros editados, en los logros del Alba, en Unasur, en la Celac, en su obra toda.

Chávez, padre, hoy cantos se oyen y flores se ven en tu despedida y los ríos llaneros bajaron su caudal de tanto llorar. La Patria Grande te llora, y este dolor nos llena de más fuerza para continuar tu lucha. Por ello, juramos por Dios, por nuestros padres, por nuestros hijos, por nuestro honor, que continuaremos tu obra y no descansaremos hasta que hayamos construido la Patria Socialista, buena y bonita que soñaste. Levantaremos tu bandera para seguir tu legado de unión y solidaridad con los pueblos hermanos del mundo.

Ahora más que nunca seremos como tú, Padre, que nos enseñaste a amar la Patria, rescataste el ideal bolivariano, nos devolviste la dignidad, la identidad, nos enseñaste la historia que la burguesía vende patria nos ocultó, nos enseñaste a ser libres, a sentirnos orgullosos de ser venezolanos, nos enseñaste a ser solidarios, generosos, honestos, justos, nos enseñaste que con voluntad política el gobierno es realmente de las mayorías, de los excluidos de siempre y no de la oligarquía ni del capitalismo rapaz.

También nos demostraste que un mundo mejor es posible. Y una lista infinita de enseñanzas nos dejaste. Pero sobre todo, nos iluminaste la conciencia y nos enseñaste a empoderarnos como pueblo; y por eso, esta Revolución no tiene marcha atrás. Sembraste la semilla para seguir adelante y construir el Socialismo. Has trazado el camino que seguiremos. No has arado en el mar.

Comandante, la militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela te jura lealtad más allá de esta vida, no te fallaremos. Ahora más que nunca ¡Unidad y Disciplina! ¡Rodilla en tierra! Tenemos y seguiremos teniendo Patria, la Patria de Bolívar y de Chávez, seremos la Venezuela Potencia en la América Potencia que proyectaste. Y Tú, serás nuestra luz.

¡Chávez Vive!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

¡Hasta la Victoria Siempre!