Fidel Ernesto Vásquez I.

15.mar.2009 / 03:30 pm

mjgh-fidelvasquez.jpgHace exactamente un año el presidente Hugo Chávez Frías lanzó la Misión José Gregorio Hernández, destinada a incluir a “cientos de miles de venezolanos con alguna discapacidad”, durante un acto realizado en el Teatro Municipal de Caracas.

Entonces el presidente Chávez anunció los principales objetivos de la misión, como son el diagnóstico de la población con algún tipo de discapacidad, la determinación de las necesidades fundamentales de la persona y su núcleo familiar, el diseño de programas de atención inmediata, el trabajo social y la realización de un censo nacional para conocer el número exacto de personas con discapacidad y con enfermedades genéticas en el país para luego brindarles atención médica casa por casa.

Esta misión realmente nació el 24 de julio de 2007 con el nombre de Misión Vida. La misión fue rebautizada por el presidente Chávez con el nombre del médico José Gregorio Hernández, reconocido por su labor desinteresada a favor de la salud de los más necesitados.

El primer censo que realizó en cuatro estados, Miranda, Delta Amacuro, Zulia y Barinas, así como parte del Distrito Capital, reveló 873 mil 300 casos de personas con discapacidad.

El Jefe de Estado explicó que propuso el nombre del Siervo de Dios, José Gregorio Hernández, “porque dio su vida a los pobres, y es en honor a él y en honor al pueblo que nace esta misión”.

Los estudiantes de Medicina Integral estarían a cargo de ella, quienes para el 12 de diciembre del año pasado habían visitado 643 mil 948 hogares en 23 estados del país, en los cuales se atendieron 337 mil 317 discapacitados.

Esta iniciativa del gobierno venezolano, nació para profundizar las políticas dirigidas a brindar salud integral, gratuita y de calidad, de acuerdo a las necesidades de cada cual. Desde que se puso en marcha de la misión, se ha adelantado notablemente en el cumplimiento de derechos constitucionales, específicamente los contenidos en el artículo 81 de la Carta Magna: “toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria…”
La misión considera la discapacidad físico – motora, la intelectual, la visual o la auditiva, ya sean adquiridas o heredadas, lo permite diseñar más y mejores políticas públicas para atender a estas miles de personas desprotegidas socialmente.
“Ellos no son minusválidos. Esa palabra hay que eliminarla de nuestro vocabulario. Minusválido es una cosa que vale menos, minusválido es el capitalismo, eso no vale nada. Ellos son nuestros compatriotas, que tienen el mismo valor que todos nosotros y muchas veces más que nosotros, porque el esfuerzo que hacen, espiritual, físico, es mucho mayor que el que nosotros hemos hecho toda nuestra vida”, expresó el Presidente de la República.

En un principio se le aprobó a la misión un crédito de 592 millones de bolívares fuertes para adquirir sillas de ruedas, prótesis, bastones, andaderas, colchones adecuados y otros implementos para que los beneficiados se puedan desenvolver con facilidad, y que se haga un plan de comunicación para poder atender a los hogares que no se hayan podido atender.

Esta misión apunta a combatir la marginación y la exclusión social, para garantizar la mayor suma de felicidad posible a los venezolanos.