Fidel Ernesto Vásquez I.

24.ago.2011 / 01:35 pm

El presidente venezolano, Hugo Chávez Frías, lamentó este miércoles la situación de conflicto en Libia, donde los constantes bombardeos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan) han asesinado, al menos, a 3.000 civiles y han dejado cientos de heridos.

“¡Están demoliendo un país delante del mundo! Han destrozado un país y siguen destrozándolo. El drama de Libia no termina ni aún con la caída del Gobierno de Gaddafi (Muammar Al), apenas comienza”, expresó al término de la reunión con el canciller ruso, Sergei Lavrov.

Agregó que “no fue Gaddafi el que destrozó ese país. Lo han incendiado y no fue Gaddafi el que incendió ese país; la locura imperial y la crisis del capitalismo mundial”.

Chávez afirmó que los 1,7 millones de dólares de recompensa que ofrece el CNT a quien entregue a Gaddafi “forma parte de esa locura desatada”.

El Primer Mandatario Nacional también lamentó el papel desempeñado en los últimos días por los medios de comunicación de la derecha, además resaltó que la estrategia de los grupos armados financiados por la OTAN de impedir la salida de la prensa internacional del Hotel Rioz, especialmente de Telesur, era para no transmitir la invasión del imperio en Trípoli.

“La entrada de estas hordas a Trípoli fue en medio de una masacre a la población civil, incluyendo barrios enteros y urbanizaciones. Es decir, el imperio y la OTAN cansados de su fracaso lanzaron la locura final”, dijo Chávez, agregando que “para ello el silencio; no será transmitida la masacre”.