Fidel Ernesto Vásquez I.

18.ago.2011 / 10:52 am

La bancada socialista en la Asamblea Nacional (AN) respaldó la decisión del Gobierno Nacional de repatriar las reservas de oro que se mantienen en bancos internacionales.
Esta decisión del Ejecutivo venezolano forma parte de una política sostenida de soberanía financiera y un modelo de desarrollo socialista, refiere el pronunciamiento presentado por los parlamentarios del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

En el documento también se ratifica el respaldo a la decisión de transferir las reservas operativas a instituciones financieras de países con economías emergentes, las cuales han mostrado un crecimiento económico sostenible.

El acuerdo condena además la actitud apátrida de la autodenominada Mesa de la Unidad(MUD), así como la interferencia de factores políticos extranjeros.

Asimismo exhorta al pueblo venezolano a movilizarse en respaldo a esta decisión del Estado y a mantenerse vigilante ante la arremetida que frente a esta situación mantienen los factores políticos de la derecha nacional aliada al capital internacional.

El acuerdo fue presentado este jueves durante la sesión extraordinaria del Parlamento que debatió el tema de las reservas internacionales venezolanas.

Desde que Chávez llegó al poder es Venezuela la que dirige su economía y no el FMI

Por otra parte, durante su intervención en la Asamblea Nacional el ministro para Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, destacó que desde la llegada al poder del presidente Hugo Chávez Frías, Venezuela es la que dicta sus políticas económicas y no el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Durante su intervención en la plenaria de la Asamblea Nacional, a propósito del debate sobre la repatriación de las reservas internacionales, destacó que Venezuela tuvo que resistir los 40 años de la cuarta República, a la que calificó como un proyecto que fracasado, “que entregó las riquezas nacionales del petróleo, las empresas básicas y que estuvo de rodillas ante el Fondo Monetario Internacional como bien lo muestran los periódicos de la época”.

“La oposición es culpable y responsable ante la historia y ninguno les podrá negar esa responsabilidad histórica que tienen”, apuntó.

“Son unos esperpentos de la historia y nunca van a gobernar en el país”, sentenció

Giordani agregó que los parlamentarios opositores “confunden las fechas, los argumentos y la teorías históricas” y enfatizó que los diputados opositores “no tiene cara ante la historia”, ya que muchos de ellos participaron en la la salida de las reservas en oro del país durante la década de los 80.

Asimismo, recordó que los diputados derechistas participaron en el Golpe de Estado del año 2002 y el sabotaje petrolero que costó al país cerca de 20 mil millones de dólares.

“Hemos venido aquí a dar un debate de altura, con argumentos, pero ellos no tienen argumentos porque son apátridas”, puntualizó.

BCV es el lugar más adecuado y seguro para guardar nuestras reservas internacionales

Por su parte, el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, reiteró que no existe un lugar más adecuado y seguro para guardar las reservas internacionales que la institución financiera que él preside.

Durante el debate, Merentes lamentó que, por políticas neoliberales de Gobiernos de la IV República, se haya tomado la decisión de iniciar procesos migratorios sobre las reservas venezolanas.

En ese sentido, explicó que hubo un momento en que 90% de las reservas estaban en las bóvedas del BCV.

Sin embargo, precisó que por autorización de gobernantes, en las décadas de AD y Copei, se inició la migración de casi 53% de las reservas en oro. Actualmente la entidad bancaria sólo cuenta con 43% depositada en sus arcas.

“El 43% están en las bóvedas y permanecen en las bóvedas del Banco Central de Venezuela bien resguardadas”, enfatizó.

Por otra parte, en su análisis sobre las reservas internacionales, el presidente del BCV destacó que gracias a las políticas económicas y financieras que ha tomado el Gobierno Nacional, la crisis mundial no afectó a Venezuela como lo hizo en otros países.

“Gracias a las medidas adoptadas en Venezuela no se ha perdido ni un dólar en entidades financieras que hayan ido a la quiebra en el mundo”, aseguró.

Asimismo, Merentes recordó que de los 29.900 millones de dólares que posee Venezuela en reservas internacionales, 60% de ésta cifra son por concepto de oro, lo que equivale a más de 18 mil millones de dólares. Mientras que en dólar, euro y libra existe alrededor de 6.500 millones de dólares y refirió que además existen otros 11 mil millones de dólares por otro concepto.

Entre los aspectos más esenciales del por qué un país debe contar con reservas internacionales, el alto funcionario nombró el derecho a comprar y realizar importaciones en el mundo, pagar los compromisos de deudas en el extranjero y para poder amortiguar cualquier crisis económica que se presente en la nación.

Anunció que durante el proceso de “reingeniería financiera”, el cual inició desde hace 12 años, el Gobierno asumió que las reservas internacionales deben ir al desarrollo de las comunidades y del país, razón por la cual se crea el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) cuyos recursos son utilizados para las áreas de salud, alimentación, infraestructura, entre otros.