Fidel Ernesto Vásquez I.

15.ago.2011 / 06:15 pm

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

La Asamblea Nacional de Venezuela acordó hoy designar una comisión para investigar las acciones injerencistas de sectores extranjeros en el país mediante el respaldo financiero concedido a la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Tal decisión responde a un planteamiento del diputado Earle Herrera, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ante la solicitud de fondos de la bancada rival a Estados Unidos y España para allanar el camino a la intromisión en la vida política rumbo a los comicios de 2012.

La misión parlamentaria estará integrada por legisladores de la Comisión de Política Interior y Exterior.

Durante el debate en la sesión plenaria de este martes, la diputada del PSUV Cilia Flores presentó evidencias sobre la entrega de capital a la MUD por parte de Departamento norteamericano de Estado y la Fundación española para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior.

Estos fondos multimillonarios -precisó- estaban destinados a alimentar el conflicto dentro de Venezuela con un flujo de dinero permanente que mantiene vivo a los grupos opositores que intentan debilitar y neutralizar a las fuerzas revolucionarias.
Pese a las contundentes pruebas mostradas, la bancada opositora persistió en negar esos hechos.

Más temprano, el PSUV y Partido Comunista de Venezuela advirtieron sobre los intentos de la MUD de facilitar una escalada de la intromisión extranjera en la esfera política nacional.

Ambas formaciones hicieron referencia a la decisión de la derecha de acudir a organizaciones como el Partido Popular de España para apoyarla de cara a las justas de 2012, cuando el jefe de Estado, Hugo Chávez, buscará la reelección.

Asimismo, rechazaron la postura de Dionisio García, representante de la agrupación europea, quién pidió la intervención de su Gobierno y anunció la visita de una delegación de la Mesa a Madrid en septiembre u octubre de este año para analizar el tema.