Fidel Ernesto Vásquez I.

7.ago.2011 / 12:40 am

El diputado socialista no tiene “pelos en la lengua” cuando habla de la unidad del antichavismo: “Ni con binóculos ni con largavistas se logra percibir en nuestro ámbito un liderazgo en la oposición capaz de darle batalla a Hugo Chávez”, asegura, en entrevista con el Correo del Orinoco

Hoy concluye una semana de agitación política atizada por una figura central: la de Hugo Chávez, que moviliza a quienes lo aman, pero también, a sus adversarios. El anuncio de una supuesta tarjeta unitaria por parte de la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD) generó la enérgica respuesta del Partido Socialista Unido de Venezuela: es una estafa, concluyó la primera vicepresidenta de esta tolda política, la parlamentaria Cilia Flores.

El diputado socialista Aristóbulo Istúriz, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, acusa a la oposición de engañar al país, no sólo con la tarjeta, sino con la propuesta.

-La derecha habla de cambio contra Chávez.

-La derecha quiere cambiar al Presidente para volver al pasado. Volver al pasado es volver a colocar al país como el patio trasero del imperio. Sería perder la soberanía.

CONFLICTOS POR EL PODER

-¿Hay varios toletes en la oposición?

-Hablamos de una diversidad de organizaciones políticas, independientemente de que dentro de esas organizaciones haya confrontaciones. Hay 18 precandidatos, y eso te dice la dificultad de la construcción de la unidad entre ellos. Tienen que escoger no sólo un candidato único, sino ponerse de acuerdo en un programa; un programa que no han construido en más de 10 años de Revolución. No han sido capaces de constrior una opción frente a Chávez, y ahora, cuando se plantean las tarjeta única, lo que han hecho es crear una tarjeta con el logo de la MUD, que significa una tarjeta más.

-¿Hay malestar?

-En todos hay diferencias. ¿Crees que hay armonía entre Manuel Rosales y Pablo Pérez (gobernador de Zulia)? ¿Cuántos toletes crees que se podrán sacar ahora de los muchachos que fueron Primero Justicia, todo amor, todos unidos? Hay sectores que no se identifican con ningún partido y hacen bloques de independientes. ¿Y en los sectores que eran de izquierda? La confrontación entre Ismael García y Didalco Bolívar es terrible.

-¿Hay conflictos por el poder o por el programa?

-Son conflictos por el poder que no tienen nada que ver con lo programático. La propia creación de una tarjeta unitaria implica que hay gente en el antichavismo que no es capaz de aceptar a ninguno de los partidoos de la oposición. Eso explica la creación de la tarjeta.

-¿Por qué no pueden ir con la tarjeta de los partidos tradicionales?

-No se identifican con los partidos. Están descalificados. Lo único que los une es el antichavismo.

-¿Eso es suficiente?

-Es lo que está por demostrarse. No creo que no estar de acuerdo con Chávez sea suficiente para armar una alianza política. Esa alianza tiene que tener un programa, el reconocimiento de un liderazgo, aceptación en el pueblo.

-¿No la tienen?

-Carecen de esas tres condiciones.

-¿Qué consecuencias tendrá eso?

-Una derrota más.

GANARÁ LAS ELECCIONES

-¿El presidente Chávez va a ganar las elecciones?

-No tengo ninguna duda de que Chávez va a ganar.

-¿Por qué está convencido de que ganará?

-Porque ando en la calle, porque la gente ha elevado su nivel de conciencia política; ha aumentado la organización del pueblo y su capacidad de movilización. Y porque el pueblo, históricamente, siempre ha sido y es mayoría frente a las oligarquías. La única manera de que la oligarquía gane es dividiendo al pueblo, manipulando. Y eso no es tan fácil ahora.

-¿Y qué hará el PSUV con el descontento, por ejemplo, por gestiones locales?

-El nivel de conciencia de la gente sabrá diferenciar entre las fallas que puedan existir en gestiones locales y regionales, y el liderazgo de Chávez.

-¿No hay liderazgo en la oposición que se acerque al de Chávez?

-Ni con binóculos ni con largavistas se logra percibir en nuestro ámbito un liderazgo en la oposición capaz de darle batalla a Hugo Chávez.

-¿A qué lo atribuye?

-A que hay mucha ambición personal. Nadie es capaz de defender el liderazgo de otro. Cada quien se representa a sí mismo. Además, cada quien defiende una parcela de intereses de la oligarquía venezolana. Eso es lo que les impide unirse.

UN PIE EN CADA PLAN

-¿Qué daño le causa al país no tener una oposición cohesionada?

-Todo gobierno necesita una oposición seria, con proyecto, con planteamientos, con ideas y propuestas para que el debate político sea de altura y para que las críticas puedan obligar a rectificar y a corregir rumbos. En Venezuela la oposición está, por sí misma, descalificada, porque no ha sido coherente, no ha sido consecuente con un planteamiento ni con una propuesta. Algunas veces su actuación ha oscilado entre el golpe y la desestabilización, y el camino democrático.

-¿Ahora apuestan por el golpe o por la democracia?

-Varía de un momento a otro. Cuando las expectativas electorales se incrementan, predomina el ánimo democrático. De lo contrario, están en la desestabilización. O hay quienes tienen un pie en la democracia y un pie en el golpismo.

-¿Todos los toletes?

-No se puede hablar de una oposición coherente. Sería incorrecto generalizar en la oposición.

-¿Qué le ofrece el chavismo al país?

-Una alternativa frente a las consecuencias de un modelo que está agonizando: el modelo capitalista. La posibilidad de construir camino que, más allá del país, genere una esperanza frente a la debacle del capitalismo. Eso implica mejorar las condiciones de vida, vivien bien. La igualdad, la justicia social, la solidaridad, el acceso al disfrute de los derechos fundamentales. Erradicar definitivamente la exclusión, la discriminación.

-¿La gente lo entiende en lo concreto?

-A la gente le llega hoy la gota de petróleo, y lo constata cuando siente los beneficios de las misiones, cuando ve que hay médicos en barrios y que le llegan las medicinas; cuando ve una casa de alimentación; cuando ve que el Gobierno subsidia alimentos para que la gente acceda mediante Mercal, Pdval, Mercalitos, Pdvalitos; cuando ve que el Gobierno hace un esfuerzo en las escuelas bolivarianas para que los muchachos pobres no sólo tengan el maestro y la escuela, sino las condiciones para tener éxito en el sistema escolar.

LA REVOLUCIÓN COTIDIANA

“En medio de la crisis mundial”, agrega Istúriz, “en Venezuela se incrementa el empleo, se abren empresas, se discuten contratos, aumentan los salarios. Eso es lo que ha hecho que Venezuela sea una referencia, no sólo para el pueblo venezolano, sino para América Latina y el mundo”.

El diputado socialista está convencido de que las y los pobres del mundo “tienen su esperanza en el éxito de la Revolución Bolivariana, y eso convierte a Chávez, a la Revolución, en el blanco fundamental de los grandes centros financieros internacionales, las oligarquías y el imperio.

-¿La gente siente el cambio en lo cotidiano?

-Lo siente porque por primera vez puede acceder a los derechos que no tenía. Por ejemplo, el Gobierno creó una ley de precios, y en la Asamblea Nacional salieron los voceros de la oligarquía a enfrentarla. Todos los argumentos de la derecha son el regreso al pasado, al neoliberalismo. Eso evidencia que no tienen proyecto. La gente sabe que el neoliberalismo, que el recetario del Fondo Monetario Internacional generó El Caracazo (1989) en Venezuela, y hoy sacude a países europeos como España, Portugal, Italia, Grecia.

-¿Si la derecha gobernara a Venezuela podríamos llegar a esa situación?

-Si ellos llegaran a gobernar lo primero que harían es quitarnos la soberanía petrolera, porque las guerras en el mundo se dan por petróleo. Ante la crisis del capitalismo, la ambición frente al control del petróleo es mayor. Esto convierte a algunos dirigentes de la oposición proimperialista en testaferros y apátridas.

-¿No es un término muy fuerte?

-No tendría otro para definir a alguien que, en su ambición de llegar al poder, se comprometa a entregar nuestro petróleo, entregar nuestras empresas básicas. Luchamos contra la privatización de la Cantv; nos derrotaron en esa oportunidad (década de los 90) y vivimos las consecuencias. Ahora, con el rescate de la telefónica, las ganancias que se llevaban del país se invierten en el servicio y en el pueblo. Se creó un fondo social con lo que antes se llevaban, y hoy se reparan escuelas, se arregla la vialidad y se dotan centros de salud. Por eso el pueblo debe defender esta revolución, y por eso ellos son enemigos de Chávez,

-¿Está Chávez en condiciones de hacer frente a una campaña?

-Me ha sorprendido la capacidad del Presidente para recuperarse. Tengo la absoluta convicción de que Chávez se va a recuperar mucho más rápido de lo que la gente piensa.