Fidel Ernesto Vásquez I.

29.ene.2011 / 10:04 pm

 

Las cinco líneas estratégicas de acción política encaminarán a la militancia socialista hacía la victoria en el 2012, auguró este sábado el presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Hugo Chávez.

El Comandante Presidente Hugo Chávez explicó que estas directrices no solamente servirán para guiar las acciones del Psuv, sino también para todas las organizaciones políticas aliadas y movimientos sociales revolucionarios durante la batalla electoral de 2012, año en el que se realizarán elecciones presidenciales, de gobernadores y alcaldes.

El presidente Chávez destacó que en el documento que debate la militancia del Psuv se deja claro que lo que está en juego es la posibilidad de avanzar en la profundización de la democracia en el país, para avanzar hacia el futuro socialista o retornar al pasado capitalista.

Enfatizó que la batalla electoral del 2012 ya comenzó, por lo que invitó a la militancia a trabajar con conciencia socialista, con fuerza y unidad para la conformación del Polo Patriótico.

Primera línea estratégica

La primera línea estratégica de acción política denominada De la cultura política capitalista a la militancia socialista es fundamental para desarrollar en la práctica los restantes cuatros lineamientos que debate el Partido Socialista Unido de Venezuela, entre ellos la consolidación del Poder Popular, destacó.

“Para tener éxito en todos los distintos ámbitos de la lucha política, para desarrollar las otras líneas estratégicas con éxito es imprescindible que nos armemos de los valores éticos socialistas y de la virtud política. Es urgente que cada quien se deslastre, hacer un exorcismo de los valores de la militancia capitalista. Tenemos que hacerlo del fondo de la querencia. Pido máximo esfuerzo”, enfatizó.

Reiteró que el partido y gobierno son complementarios.

“El partido es de lucha, reclamo y contraloría social de las necesidades humanas fundamentales. La vivienda, la basura, el gas, la luz”, explicó al proponer que en cada comunidad se instale una base de patrulla, conformada por grupos desde cinco hasta 20 personas.

Insistió en la propuesta del punto y círculo, que sería el radio de acción política de la patrulla en un determinado territorio para impulsar las cinco líneas estratégicas.

“Ese círculo debe ser el campeón de las luchas populares, de la difusión de valores socialistas, de mucha propaganda y agitación (…) debe ser el desarrollo del poder popular”.

“Se trata de la creación y consolidación de instituciones del poder popular”, agregó Chávez, quien explicó que la transición hacia el desarrollo del modelo socialista implica que el pueblo disponga de los recursos para vivir con dignidad.

“Y eso es vivienda, un trato digno, servicios públicos, producción y desarrollo, agua, luz, y lo más importante, construir los valores de la sociedad nueva”, refirió.

Por su parte, el vicepresidente de la región Centro Occidente (Lara, Yaracuy, Falcón y Carabobo) del partido, Luis Reyes Reyes, destacó que es una obligación del partido “identificar los obstáculos, para enfrentarlos y superarlos con el objetivo de consolidar el avance de la Revolución Bolivariana”, acotó.

Sin sectarismo

El líder de la Revolución Bolivariana también exhortó a los militantes de esta organización a trabajar sin sectarismo y convencer a todos los sectores de la sociedad sobre la importancia de dar continuidad al proceso revolucionario para el beneficio del pueblo.

Hizo un llamado a la militancia socialista a buscar a las personas de la clase media, profesionales y adversarios de hoy que son personas decentes, y convencerlos con seriedad y argumentos.

Para que esto sea posible, refirió Chávez, los militantes deben tener mucha solidez, moral y ética.

“Es necesario que nosotros aceptemos al otro, al diferente, de manera individual y en colectivo, y eso debe hacerse en la base de patrulla, cada militante, en los comandos o direcciones o equipos políticos parroquiales, municipales, estadales. Luchar por la unidad del partido, no estar peleando, no dar el mal ejemplo de la corrupción, de clientelismo, sectarismo y todo eso”, precisó.

Destacó la importancia de desplegarse por todos los rincones del país para cumplir con la tercera línea estratégica de acción del Psuv, que establece que debe ser un partido de propaganda, agitación y comunicación.

Agregó que los adversarios internos y externos seguirán su campaña de todos los días para provocar miedo y convencer a la población de que este camino y el Gobierno Bolivariano es malo y perverso.

“Es la batalla por convencer, ellos con sus manipulaciones, sus mentiras, sus miedos, su propaganda de medios, nosotros con nuestros argumentos, nuestra crítica, nuestra autocrítica, pero esto tiene que ser todos los días y dedicado con esmero”, insistió.

Este fin de semana se iniciaron en las seis regiones del país,
establecidas por el Psuv, los debates socialistas en los cuales se
discutirán con las bases del partido las cincos líneas estratégicas de acción política que seguirán las fuerzas revolucionarias a partir de este 2012.

Los lineamientos que debate el Psuv en todo el país son: De la cultura política capitalista a la militancia socialista; Convertir la maquinaria en un Partido-Movimiento al servicio de las luchas del pueblo; Convertir el Partido en un poderoso medio de propaganda, agitación y comunicación; el Psuv como plataforma del desarrollo y fortalecimiento del Poder Popular y la constitución del gran Polo Patriótico.

Por su parte, el vicepresidente de la región oriental, Diosdado Cabello, informó al presidente Chávez que 328 personas se congregaron en Puerto la Cruz, Anzoátegui, a fin de conformar las 12 mesas de trabajo en las cuales se discutirán los aspectos relacionados con las cinco líneas estratégicas.

En estas discusiones no sólo están presentes militantes del PSUV sino que también participan miembros de organizaciones con fines políticos aliadas y movimientos sociales.

Chávez ratificó la necesidad de reforzar las tres R y esforzarse por reunificar, repolitizar y repolarizar al partido para conseguir una nueva arquitectura del polo patriótico.