Fidel Ernesto Vásquez I.

26.feb.2009 / 06:00 pm

ministro-roberto-hernandez-fidelvasquez_0.jpgLos trabajadores y trabajadoras venezolanos han logrado varias conquistas durante 10 años de Gobierno Revolucionario una de las cuales es la inamovilidad laboral, decretada -a favor de quienes laboral en el sector público y privado regidos por la Ley Orgánica del Trabajo- en 2007 y prorrogada mediante decreto hasta el 31 de diciembre de 2009.

La medida dispone que los trabajadores amparados por la prórroga de la inamovilidad laboral especial no podrán ser despedidos, desmejorados, ni trasladados, sin justa causa, calificada previamente por el inspector del trabajo de la jurisdicción y su incumplimiento dará derecho al trabajador a solicitar el reenganche y pago de salarios caídos correspondiente.

Esta norma fue calificada por el ministro del Poder Popular para el Trabajo y la Seguridad Social, Roberto Hernández, como un éxito de los actores sociales, quienes permanecen en contacto con el Gobierno Nacional para participar en el debate de propuestas que garanticen el derecho al trabajo y la protección contra el desempleo, además de buscar mejoras laborales.

‘Mientras que el mundo capitalista desarrollado está generando millones de despidos, nosotros decretamos la inamovilidad laboral’, enfatizó, luego de presentar la memoria y cuenta de su gestión administrativa durante el año 2OO9 ante la Asamblea Nacional.

En este sentido, señaló que existe un contraste claro entre una revolución bolivariana socialista y un sistema capitalista que ha llegado a su máxima expresión.
‘Nosotros este año aumentamos los salarios y tenemos los sueldos más altos de América Latina’, precisó, como otros de los alcances del proceso de cambio que se está gestando en el país.

Asimismo, destacó que más de 15O conflictos obreros-patronales fueron resueltos en las mesas de negociaciones en forma democrática, se desarrollaron acciones para fortalecer los derechos y garantías de los trabajadores, en materia de condiciones laborales y de seguridad social; y se impulsó la defensa nacional e internacional de los principios de la revolución bolivariana con respecto a la libertad sindical, convenciones colectivas, salario mínimos, y estabilidad laboral.

Resaltó que el Gobierno Nacional busca garantizar la aplicación de los principios que orientan la gestión pública, a los efectos de fortalecer la atención de los ciudadanos y enfrentar el burocratismo.