Fidel Ernesto Vásquez I.

22.feb.2009 / 06:57 pm

presidente-correa-fidelvasquez.jpgEl presidente de Ecuador, Rafael Correa, alertó este sábado a Latinoamérica sobre un plan de sus adversarios para involucrarlo con el narcotráfico y propiciar un golpe de Estado antes de los comicios generales del 26 de abril, en los que buscará la reelección.

“De repente crean una trama de narcopolítica y por ahí se consiguen un testaferro que diga: Sí, yo le di a Correa 500 mil dólares de los Ostaiza (imputados por narcotráfico) y si la gente lo cree, pueden bajar mucha popularidad al gobierno y ahí sí dar un golpe de Estado”, afirmó Correa.

En su programa semanal de radio y televisión, el mandatario lanzó un llamado de alerta a la región sobre los intentos de conspiración.

“En Ecuador está en peligro la democracia, hay gente que no quiere que lleguemos a las elecciones del 26 de abril, así que Latinoamérica debe estar muy atenta”, sostuvo.

Según el presidente, un sector de la prensa corrupta aliada a grupos de poder económico y partidos políticos están interesados en desprestigiarlo argumentando supuestos nexos con el narcotráfico.

“Muy atentos, que se los digo con conocimiento de causa: tenemos las pruebas de que se intentó utilizar a una persona para que declare contra el gobierno en el caso Ostaiza”, ratificó.

Correa se refirió a las pesquisas que realiza la Fiscalía para determinar la presunta relación del ex secretario José Chauvín con una red encabezada por los hermanos Ostaiza para exportar cocaína en alianza con la guerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Chauvín ha negado cualquier relación con el narcotráfico, pero admitió su estrecha amistad con Raúl Reyes, el canciller de las Farc asesinado hace casi un año por fuerzas colombianas durante una incursión clandestina en Ecuador.

La incursión de militares colombianos a territorio ecuatoriano ocasionó la ruptura de relaciones diplomáticas que aún no han sido restablecidas.