Fidel Ernesto Vásquez I.

22.feb.2009 / 10:56 am

jesusfarias-fidelvasquez.jpgJesús Farías, economista venezolano y miembro del Buró Político del PSUV-Caracas,  señaló en una entrevista exclusiva para el programa En Vivo Desde el Sur, que hay sistemas financieros, como el venezolano, que no sufrirán un fuerte impacto por las regulaciones que el estado ha implementado para evitar la fuga de capital. Asimismo explicó cuál ha sido el trasfondo de este problema y en qué perjudica a los ahorristas.

continuación detalles de la entrevista realizada por TeleSUR al economista venezolano:     
1) Estados Unidos acusó a este multimillonario estadounidense de operar un entramado de operaciones fraudulentas. Para quienes no somos expertos en el tema de la economía, pero hemos visto en las noticias cómo la gente está preocupada por las inversiones que tenían en todo el sistema de Stanford ¿Qué es lo que eso quiere decir?

Estamos observando que en el sistema capitalista, el ámbito financiero se convierte en un estado eminentemente inestable, de gran incertidumbre y de grandísimos riesgos. Esto es grave, porque los bancos sirven para intermediar, entre excelentes ingresos y la necesidad de utilizar estos ingresos. Captan ahorros para ponerlos a la disposición de la economía. Eso es tradicionalmente lo que ha sucedido en los bancos. Pero el capitalismo ha involucionado, y ha potenciado algunos rasgos que le eran ya inherentes, pero ahora han adquirido dimensiones alarmantes. Altamente especulativo, asume riesgos de una forma poco racional, imprimiéndole una tremenda volatilidad al negocio financiero.

Por otra parte, ha estimulado la actividad parasitaria. Esto quiere decir, que ahora los bancos en lugar de colocar los ahorros que captan del público, los invierten en instrumentos financieros, algunos de ellos con altísimos riesgos, ya que las posibilidades de ganancias son altas. El riesgo es compensado con la promesa de una altísima ganancia. Pero muchas veces se concreta el riesgo.

Cuando se concreta, eso genera el efecto en cadena que impacta a todo el sistema financiero.

En el caso de la crisis financiera internacional, que esto guarda relación, se difundió a todo lo largo del sistema financiero, los bonos basuras, título que no tenían mayor valor. Y buena parte de esos bancos, tenían en sus manos estos títulos y, al esfumarse el valor de estos títulos por impago, la declaración de incapacidad de pago por parte que sostenían en su valor, por supuesto se derrumbaron.

En el caso del Stanford Bank, es más o menos lo mismo. Ellos captaron 8 mil millones de dólares y los colocaron en una gaveta. Buena parte de esos 8 mil millones de dólares, con un destino que todos desconocían, nada más dos personas sabían. Esto generó una sospecha que el banco estuviera implicado en actividades ilícitas, como por ejemplo el narcotráfico, y eso fue lo que motivó al FBI a incorporarse a esta investigación. Es decir que ni siquiera fue una operación de ilícito financiero, de utilizar de una forma irresponsable recursos que no son del banco, sino que son de las familias estadounidenses y latinoamericanas en este caso, y que tienen la confianza de colocarlo en ese banco, lo que motivó la averiguación.

Esto ocurre, porque se han implementado políticas que están claramente definidas hacia la concreción de una tesis que nunca se concreta, de que el mercado lo puede hacer todo y lo puede hacer eficientemente.

2) ¿Los depósitos de los clientes están a salvo con esta medidas?

No, porque precisamente están fuera de peligro porque los intervienen, como es el caso de Venezuela, que está intervenido a puerta cerrada. Hay que hacer una evaluación de qué tiene respaldo y qué no; por supuesto tienen que responder a los ahorros que están colocados ahí.

Hay otros recursos que fueron invertidos en Antigua y ese es el problema. El sistema financiero se ha desregulado totalmente. Se ha desregulado por una concepción ilógica, como lo decíamos anteriormente. El mercado lo puede hacer todo, y lo puede hacer bien. Si eso es así, entonces todas las economías tienen que abrirse, tienen que aceptar la llegada de ese capital financiero, ese capital le imprime la vitalidad a la economía de cada una de las naciones.

Nosotros estamos sometidos a la expectativa de ganancia y a la imposición de los intereses de esos capitales que son grandes incorporaciones financieras.

Ellos fácilmente pueden salir del país,  desestabilzarlo todo. De todas formas nosotros tenemos que subordinarnos a eso.

Esa regulación plena de los sistemas financieros, implica que los bancos pueden hacer lo que quieran, es decir, pueden estafar al público que coloca sus ahorros.

3) Ante estos hechos ¿Dónde es seguro guardar su dinero?

El riesgo financiero es inherente al sistema capitalista. La crisis financiera se sigue repitiendo de forma sistemática desde 1825 hasta el momento, de tal manera que un seguro absoluto no lo hay.

Lo que sí tenemos que reconocer, cómo en el caso venezolano es emblemático, en el cual se han configurado una serie de factores que permiten protegernos de los impactos de esta crisis financiera global. Por ejemplo, la buena regulación del sistema financiero, que se puso en evidencia acá, interviniendo inmediatamente cuando se produjeron las primeras incapacidades de evidencias que se produjeron en este banco.

El principal patrimonio de un banco es la confianza. Y cuando el público pierde la confianza del banco, el banco está quebrado ya prácticamente. La gente pierde confianza, porque hubo una estafa tremenda, colosal, y bueno esto afectó a este banco. Segundo, en el caso de Venezuela hay un control de cambio que permite proteger al estado venezolano de la fuga de capital que se produce en esta contingencia. Se pierde la confianza porque en las economías precisamente con capitales grandes, salen, y van descapitalizando el país.

Tercero hay un elevado nivel de reservas internacionales y, por último, un elevado nivel de ahorro para ser invertidos cuando haya una ausencia de recursos.

El sistema venezolano garantiza cierta seguridad. Ahora hay economías que no gozan de esto y no se trata de un banco, o de pocos bancos, sino que se trata de un sistema financiero que esta expuesto a todo tipo de impacto.