Fidel Ernesto Vásquez I.

20.feb.2009 / 12:23 pm

alcalde-jorgerodriguez-fidelvasquez.jpgUn estricto control y seguimiento harán las comunidades de las obras contratadas y ejecutadas en el marco del Plan Caracas Socialista, cuya inversión se estima por el orden de los Bs. F 2 mil 800 millones.

Así lo aseveró el alcalde del municipio Libertador Jorge Rodríguez, durante un encuentro con la prensa celebrado este viernes en la plaza Los Leones ubicada en el palacio de gobierno caraqueño.

Desde allí, Rodríguez además de confesar que está enamorado del proyecto, cuya culminación estaría prevista para el año 2011, advirtió: “este plan es para que las cosas se terminen y la gente vea con rapidez el impacto que tienen”.

Destacó que la creación de fondos para costear el proyecto será bajo la figura de obra finalizada, en este sentido explicó que la culminación de un trabajo permitirá el flujo de nuevos recursos para la continuación del referido plan.

En cuanto al presupuesto, el burgomaestre precisó que el Gobierno central aportará mil millones de bolívares fuertes por año; el remanente anual de Bs.F 400 millones, provendrá de la recaudación que haga la propia alcaldía de Libertador.

Afirmó que para el financiamiento de la porción del Plan Caracas Socialista que le corresponderá al gobierno del municipio Libertador, éste incrementará la recaudación.

Rodríguez dijo: “aspiro a llegar en menos de seis meses al doble de lo que estamos recaudando en este momento”.

Explicó que trabajos como rescate de aceras y fachadas se realizarán en tres meses.

La recuperación de urbanizaciones, señaló Rodríguez, se acometerían en un semestre.

Por último, detalló que la construcción de comunidades socialistas se llevará a cabo en un tiempo no menor a dos años.

Detalló que los ocho grandes programas contemplados en el Plan Caracas Socialista son: transformación de los barrios y urbanizaciones populares, construcción de corredores peatonales en toda la ciudad, instalación de sistemas de mantenimiento urbano, recuperación del patrimonio histórico,

ejecución de planes de cultura, deporte y recreación y la instalación de cinco ejes socioproductivos.

En cuanto a la transformación de los barrios se refirió a los drenajes naturales, y expresó la necesidad de substituir y mejorar aquellas viviendas que se encuentran en riesgo, abordar la vialidad en estos sectores y el sistema de transporte.

Asimismo, como parte de esta fase, destacó la construcción o recuperación de canchas y parques, así como levantamiento de infraestructuras que sirvan como casas de encuentro para las comunidades, bibliotecas, chamotecas, cineclubes y teatros que estén al servicio de las artes.

Los barrios que recibirán atención en primera instacia son: La Cubana y Lomas de Urdaneta, en Catia; Agua Salada, en La Pastora; La Acequia, en San Juan; San Agustín del Sur, en San Agustín; Bicentenario, en Antímano, Kennedy, en Macarao; Barrio Setenta, en El Valle; Brisas del Paraíso, en El Paraíso, y Santa Rosa, en El Recreo.

La rehabilitación de las urbanizaciones populares, contemplada en el proyecto, se centrará en viviendas y edificios ubicados en las zonas de 23 de Enero, Casalta, Propatria, Lomas de Urdaneta, El Valle, Sarría y Los Rosales.

En esas urbanizaciones, la idea es mejorar las fachadas, la vialidad, atención a canchas y parques y dotación de los edificios con nuevos ascensores.

Precisó que la baja densidad demográfica en la capital de la república permitirá la construcción de las comunidades socialistas.

“Recuperaremos espacios tomados irregularmente que le pertenecen a alcaldía”, manifestó al señalar que prefiere viviendas o parques en lugar de cementerio de autobuses.

Informó que en el sector Santa Rosa, adyacente a la caraqueña avenida libertador, se levantarán edificios y luego, según relató el alcalde, una vez la gente se haya mudado a esas estructuras – temporales -, impactarán el barrio donde se construirán edificios “como los que soñó Villanueva”.

Por otra parte, informó que los cinco proyectos socioproductivos son: en El Junquito (agrícola); en Catia (textil y calzado), en Santa Rosalía (circuitos impresos), en La Yaguara (repuestos para motos) y en la parroquia El Valle (fábrica de Petrocasa).