Fidel Ernesto Vásquez I.

9.feb.2009 / 04:15 am

presidente-en-venevision-fidelvasquez.jpgUn llamado a la oposición y sus dirigentes a reconocer los resultados que se produzcan el próximo domingo 15 de febrero, en el referendo aprobatorio de la Enmienda Constitucional, hizo el presidente Hugo Chávez.

Ante el país ratificó que en el supuesto negado de que los resultados no favorezcan la opción del Sí durante la consulta, lo reconocería inmediatamente.

“Yo quisiera oír esto mismo de los dirigentes de la oposición”, agregó.

“Creemos en la voluntad popular”, acotó; al tiempo de extender la invitación a que “reconozcamos los resultados y sigamos la marcha. Es mi llamado y compromiso”.

En este mismo orden de ideas, también llamó a que este mismo sector que adversa al gobierno le reconozca como Presidente, tras considerar que sería un paso para un mayor entendimiento; “pero hay sectores que no me reconocen, que me odian y quisieran picarme a pedazos”, señaló.

Estas afirmaciones fueron hechas por el Presidente durante una entrevista realizada este domingo por la planta televisiva privada Venevisión, donde además trató el tema económico, en el que destacó que debe reconocerse que la crisis financiera mundial no ha afectado a la nación venezolana en vista de las medidas que fueron adoptadas a tiempo por el Gobierno Bolivariano.

Sostuvo que el gobierno y la banca privada trabajan conjuntamente, al igual que lo hace con el resto del sector empresarial privado.

“Necesitamos un sector privado comprometido”, apuntó.

Sobre el tema de la violencia, la desestabilización y alteraciones del orden en el país provocadas desde algunos sectores, no puso en duda en que “nosotros somos la garantía de la paz”.

Llamó a los jóvenes del movimiento opositor a desmarcarse de los grupos que pretenden llevarles por el camino violento o que los manejan.

Reiteró los señalamientos sobre acciones como la quema del Guaraira Repano, tranca de las calles, quema de árboles y atentado contra vehículos de organismos de seguridad, entre otros, que han acometido estos grupos que simulan las llamadas revoluciones de colores.

“Cuando ellos pretenden hacer guarimbas, los cuerpos están obligados a actuar para preservar el orden público”, reiteró.