Fidel Ernesto Vásquez I.

8.feb.2009 / 01:30 pm

jesse-fidelvasquez_0.jpgEl ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información (Minci), Jesse Chacón, diferenció la campaña que adelanta el Gobierno Nacional para informar a la población sobre sus obras y la que ejecuta el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de cara a la enmienda constitucional.

El encargado del despacho de comunicación que asistió al programa “Diálogo Con”, espacio que transmite Televen, todos los domingos, aseguró que participar al pueblo sobre los avances alcanzados de la revolución bolivariana, en los últimos 10 años, responde a una campaña denominada “Venezuela de Verdad”.

“Todo gobierno que hace una obra tiene derecho a informar sobre ésta a la ciudadanía, en ese caso nosotros tenemos una campaña que arrancó el año pasado, y no con la campaña de la enmienda”, manifestó Chacón al señalar que esta estrategia comunicacional inició en la gestión de Andrés Izarra – su antecesor – y que a él le ha tocado dar continuidad.

Por otra parte, se refirió a la campaña de la enmienda, la cual sostuvo, no la dirige el Gobierno Nacional, pero si es competencia del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y de las organizaciones políticas que integran la “Alianza Patriótica”.

“Es una campaña que respeta las normas del Consejo Nacional Electoral, claramente estructurada, en radio, televisión y prensa”, dijo.

En cuanto al financiamiento de la campaña que adelanta el PSUV y sus aliados, en favor de la enmienda, se refirió a la estructura de recolección alcanzada por el partido socialista, y destacó la jornada de un salario por la revolución, una de las estrategias diseñadas para sufragar gastos electorales.

Se refirió a los sectores que adversan la modificación de la Constitución, Chacón indicó: “Nosotros no tenemos culpa que la oposición no haya sido capaz de estructurar una campaña eficiente para vender su opción”.

Bueno es recordar que el venidero 15 de febrero, más de 16 millones de venezolanos, participarán en el referéndum aprobatorio sobre la enmienda a la Carta Magna la cual permitirá a la población venezolana ratificar en sus cargos a funcionarios electos por votación popular, por más de un periodo constitucional, que exhiban una buena obra de gobierno.