Fidel Ernesto Vásquez I.

4.feb.2009 / 06:20 pm

4f-fidelvasquez.jpgEl presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, destacó que el estado Aragua es “cuna y nido del Movimiento Bolivariano Revolucionario que junto al pueblo hoy, y desde los cuarteles y con ustedes, con esas armas al hombro, garantizamos la continuidad de la revolución socialista en Venezuela que no tendrá marcha atrás”.

Así lo pronunció el jefe de Estado venezolano, al dar la orden para el inicio del desfile cívico militar que se efectuó en la avenida Constitución, en el estado Aragua, lugar en el cual se gestó la fuerza revolucionaria que se rebelaría contra el gobierno neoliberal de Carlos Andrés Pérez, en el año 1992.

Un ejemplar despliegue de personal integrado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y la Fuerza Aérea Militar, además de integrantes de las misiones socialistas participaron en la marcha histórica, en honor al Día de la Dignidad Nacional.

Los soldados recorrieron la vía con una banda tricolor en el brazo izquierdo, el mismo símbolo que usaron durante la gesta rebelde del 4F.

El mandatario recordó a cada uno de las personalidades que combatieron hace 17 años en la rebelión militar y dijo que “largo fue el camino que nos trajo hasta aquella madrugada del 4 de febrero, yo lo recuerdo a usted (dirigiéndose al general Sulbarán) cuando era subteniente y yo era capitán, allá en El Cajón de Arauca y andábamos junto con un grupo nutrido de valientes compañeras y compañeros formando en filas militares el Movimiento Bolivariano Revolucionario”.

Más tarde, el presidente Chávez entregó condecoraciones a los hombres y mujeres, militares y civiles, que participaron en la acción rebelde del 4 de febrero, en reconocimiento a la lucha incansable y la gallardía de éstos durante esa insigne fecha, con la que se dio inicio al proyecto bolivariano que lidera desde entonces.

También se les rindió tributo a los soldados caídos con un sentido minuto de silencio, tras el cual fueron nombrados uno a uno. El presidente Chávez expresó que ellos “están vivos en el impulso revolucionario”.