Fidel Ernesto Vásquez I.

4.feb.2009 / 06:50 pm / Haga un comentario

     aristobulo isturiz-fidelvasquez                          El mes de febrero ha sido decisivo para muchos pueblos, por casualidad o no, la revolución rusa tuvo su origen en la Revolución de febrero de 1917, cuando hombres y mujeres salieron a las calles con el lema “Paz y Pan”, y el 4 de febrero de 1961, los angoleños iniciaron la guerra de independencia del imperio portugués. También el 27 de febrero de 1989 el pueblo venezolano salió a las calles a protestar en contra del hambre, el desempleo, la exclusión, la corrupción y en general por la crisis social, económica y política en la que se encontraba el país.

Tres años más tarde, el 4 de febrero de 1992 un grupo de jóvenes militares se alzó contra el gobierno, en búsqueda de las mismas reivindicaciones. El profesor Aristóbulo Istúriz, ex ministro de Educación, para ese entonces formaba parte del Congreso Nacional y hoy nos narra los acontecimientos y trasformaciones que ha vivido Venezuela en los últimos 20 años.

Para Aristóbulo todo empezó cuando en América Latina se aplicó el Consenso de Washington, donde el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional aplicaron una serie de medidas económicas, tipo receta para todos los países del continente, sin considerar las características de cada uno.

El consenso de Washington exigió a los países tomar una serie de medidas de estricto orden interno, “con una especie de chantaje y de presión obligaron a pagar altas tasas de interés, privatizaciones y regulación en el orden laboral, entre otras”, afirmó.

Para los años 80´ se respiraba el fracaso de este consenso y de sus políticas neoliberales, o aunque tal vez no fue un fracaso para sus propulsores, porque permitió que una minoría acumulara riquezas y una mayoría se empobreciera a niveles atroces.

“La exclusión, la pobreza y la miseria es una consecuencia de este modelo. No puede haber éxito en la acumulación de riquezas sin que haya más pobreza, sin producir más excluidos. El éxito para las oligarquías era un fracaso para el mundo”.
El 4 de febrero es hijo del 27

De acuerdo con Istúriz, el descontento de la población trajo los aires de cambio, los venezolanos y venezolanas necesitaban construir un modelo alternativo al capitalismo, a pesar de que “Venezuela se consideraba, hasta ese momento, 27 de febrero, la democracia más estable en América Latina”, no obstante, -explica- esa democracia se basaba en conceptos restringidos de libertad, ya que “los ciudadanos solo podían disfrutar a medias de los derechos políticos a través del voto”.

El 27 de febrero de 1989 las venezolanas y venezolanos salieron a la calle hartos de tanta injusticia y terminaron masacrados, en ese momento el gobierno había perdido legitimidad, los partidos políticos habían perdido credibilidad y el pueblo estuvo dispuesto a insurgir contra eso.

“El 27 de febrero la gente se lanzó a la calle sin dirección alguna, la oligarquía siempre tiene de su lado a las fuerzas armadas para defender sus intereses, en nombre de la democracia la utilizaron para agredir al pueblo y efectivamente hubo muchos muertos”. Ese episodio fue un llamado de conciencia para toda la sociedad y especialmente para el grupo de Comandantes que se alzaron en armas el 4 de febrero.

Tanto el movimiento del 27F como el de 4F no cumplieron los objetivos, pero fue solo un “por ahora”. A juicio de Aristóbulo, fracasaron por que estaban carentes de unidad y cohesión entre los dos actores. Sin embargo, sirvió para darse cuenta que el pueblo y las Fuerzas Armadas tenían que actuar juntos.

“Cuando los sucesos del 4F el gobierno de Carlos Andrés Pérez llamó a defender la democracia, y el pueblo no salió, decidió respaldar a Chávez porque su lucha era la misma de ellos”. Asegura el profesor que el 4F es hijo del 27 de febrero.

Chávez siguió la voz del pueblo

La inestabilidad política y social, planteó el nacimiento de nuevos actores, los partidos políticos: Acción Democrática (AD) y Social Cristiano (COPEI), habían perdido la credibilidad. El Presidente Chávez asume la responsabilidad de construir otro modelo de sociedad de acuerdo a los requerimientos de las mayorías. Su propuesta fue convocar a una Asamblea Constituyente y fue aceptada.
En las elecciones de 1998 fue elegido con cifras arrolladoras, la Constituyente se instaló y elaboraron el proyecto de Constitución y éste fue aprobado en referendo consultivo. Hubo elecciones para legitimar los poderes públicos y cargos de elección popular y Chávez volvió a ganar.

La nueva Constitución tiene planteamientos novedosos, reconoce los derechos sociales, económicos, políticos y culturales de todas y todos. Plantea la figura de los referendos consultivos y revocatorios incluso para el Presidente de la República.
Para construir la sociedad justa que en ésta se plantea, fue necesario que el gobierno tomara medidas sobre todo en el ámbito económico, para contrarrestar la injusticia y la desigualdad.

Las leyes habilitantes: un duro golpe para las oligarquías

Chávez no tenía oposición, la oposición llega cuando Chávez aplica la Ley Habilitante”, explica Istúriz. ¿Por qué ocurrió esto?, porque la Ley de Hidrocarburos eliminó el control que tenían empresas extranjeras sobre la principal fuente de ingreso del país, Petróleos de Venezuela, PDVSA. El Estado pasó a tener el control de la estatal petrolera y se decidió que los recursos provenientes de PDVSA se usarían para programas y proyectos sociales.
La Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, también forma parte de las 40 Leyes Habilitantes. Esta ley atacó al latifundio y la injusticia de los pobres del campo, quitó las tierras ociosas a los terratenientes, para ponerlas a producir alimentos para el pueblo.

“Los gobiernos favorecían al sector privado y esa reacción lleva a la necesidad de tumbar al gobierno de Chávez. La primera intención fue sacar los dólares de Venezuela y bajaron las reservas internacionales. Al tercer día, Chávez estaba técnicamente tumbado, no tenía ni con que pagar nómina”, recordó.

Para los grupos económicos, nacionales e internacionales, sacar a Chávez era y sigue siendo una tarea necesaria, para el bienestar de sus intereses y de sus privilegios. Después del golpe financiero se inspiraron en el golpe petrolero y la huelga general. Con el apoyo de los medios de comunicación, dicho por los mismos voceros de la oposición, paralizaron la industria petrolera, boicotearon la economía, la educación, la salud y se metieron con la alimentación del pueblo. Sacaron a Chávez del Palacio de Miraflores por menos de 72 horas, “con francotiradores mataron a gente suya y a gente nuestra, para hacer quedar a Chávez ante el mundo como un asesino”, lo que no esperaban era que el mismo pueblo que se alzó el 27 de noviembre de 1989 volvió a salir a la calles aquel 12 abril de 2002, para restablecer el orden constitucional.

Después del 11 de abril

Luego de eso, Chávez asume que necesita darle repuestas rápidas a la gente, la revolución va en búsqueda de nuevas estructuras del Estado: económicas e ideológicas. Nacen las Misiones Bolivarianas, para garantizar el desarrollo de la población. Se crean fuera de la estructura del Estado, “por ser jerárquica y aún capitalista”, asegura Istúriz.

Pasándole por encima a la actual estructura del Estado es que logra alfabetizar al millón y medio de personas que habían sido excluidas de la educación, se diseña el Sistema Nacional de Salud y nace Barrio Adentro I, II y III, que brinda la atención primaria de salud y especializada a los excluidos del sistema regular de salud. Nació la red Mercal para permitirle a los más necesitados el acceso a los alimentos y así sucesivamente

Es necesario cambiar la actual estructura del Estado para poder llegar a la gente y repartir las riquezas de manera más eficiente, las Misiones Sociales para el profesor Istúriz, son la punta de lanza de un programa que debe dar respuestas estructurales y no coyunturales, como se está haciendo ahora.

Los resultados del 2D y las 3R

La reforma de la Constitución pretendía cambiar todas las estructuras del Estado y afianzar la revolución, la propuesta fue llevada a referendo consultivo y no fue aprobada. Hoy el reto es Revisar, Rectificar y Reimpulsar los programas, proyectos y gestión de la revolución, esa es la petición del líder.

En ese proceso de reimpulso, entra la consolidación del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, para Aristóbulo todos debemos cerrar filas en torno a nuestro lider, “la oposición no está pensando en ganar, está pensando en llevarse a Chávez por delante”.

No hay vuelta atrás

Afirma Istúriz que los pueblos de América despertaron, que se sintieron identificados con las luchas del pueblo venezolano y que eso se ha traducido en la elección de los presidentes Evo Morales en Bolivia, Rafael Correa en Ecuador, Cristina Fernández en Argentina, Tabaré Vásquez en Uruguay, Lula Da Silva en Brasil y Daniel Ortega en Nicaragua. 

Ahora, el proximo 15 de febrero el pueblo garantizará la continuidad del proceso de cambios revolucionarios respaldando con el SI la enmienda a la Constitución Bolivariana y con ello la posibilidad cierta que nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez Frías logre cristalizar el ideal que Bolívar soñó para Venezuela, America Latina y el Caribe.

aristobulo-isturiz-fidelvasquez-13abril.jpg

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.