Fidel Ernesto Vásquez I

9.sep.2008 / 06:11 pm

aristobulo-jesse-y-diosdado.jpgEl ministerio del poder popular para la Infraestructura, a través del Metro de Caracas, construirá en Petare el Cabletren bolivariano, que tendrá un costo aproximado de 230 millones de dólares, informó el presidente de la empresa Metro de Caracas, G/D (Ej.) Gustavo González López, en el marco de una asamblea de vecinos celebrada en la cancha deportiva del barrio Metropolitano de Petare.

Al anunciar que la obra se comenzará a construir este mes, los casi 500 petareños asistentes, se levantaron de sus asientos para aplaudir emocionados lo que recibían como “la gran noticia” y no era para menos, cuando cada uno tarda más de seis horas en las colas entre ir y venir diariamente de sus trabajos.
El Cabletren Petareño, como de inmediato se popularizó entre los presentes, estará listo en agosto del 2011. Contará, según la explicación, con 5 estaciones: La Redoma, 19 de Abril, Sucre, 5 de Julio y Waraira Repano. La ruta completa se cubrirá con dos trenes, cada uno con capacidad para 7 vagones y el tiempo será de 8 minutos para los traslados.

Este importante proyecto de transporte masivo de alta tecnología, aprobado recientemente por el Presidente de la República, Hugo Chávez, recorrerá una totalidad de 2,4 kilómetros de distancia y permitirá movilizar cerca de 3 mil personas por hora, lo que significa, en pocas palabras, ofrecer mayor calidad de vida para los habitantes de la populosa parroquia.

El Cabletren bolivariano “El Petareño” operará por la acción de dos motores ubicados en las estaciones terminales, no tendrá conductores y el sistema en total será muy seguro para los traslados.

En la presentación del proyecto a las comunidades de los barrios asistieron también el gobernador del estado Miranda y aspirante a la re-elección, Diosdado Cabello y los candidatos a las alcaldías Mayor, Aristóbulo Istúriz y por el municipio Sucre, Jesse Chacón. En la Asamblea, que comenzó pasadas las cinco de la tarde y se prolongó hasta casi las nueve de la noche, decenas de vecinos, también intervinieron para opinar sobre el proyecto, elevar interrogantes o simplemente demostrar su alegría, por ese sentir que su condición de vida definitivamente va a cambiar.

También para la comunidad

Durante la intervención del candidato a la alcaldía de Sucre Jesse Chacón, destacó que a la importancia de la obra hay que añadirle, que significa además el inicio de la transformación de los barrios de Petare. “Ahora todos – dijo – debemos sentarnos a delinear qué queremos construir en cada una de las estaciones en beneficio del colectivo: ¿una biblioteca? ¿Un teatro? ¿Una cancha de usos múltiples? El uso de esos espacios será una decisión conjunta, porque el gobierno revolucionario no hace trabajo que no sea aceptado por el pueblo”.El candidato del Psuv a la alcaldía Mayor, Aristóbulo Istúriz, por su parte se refirió a las campañas del miedo que algunos sectores de oposición han tratado de implantar asegurando que con la llegada de esta obra todos los habitantes del sector perderían sus viviendas. “Con toda la información que han recibido en esta asamblea – puntualizó – cada uno de ustedes debe sentirse seguro que eso no ocurrirá y desde ahora deben ser los voceros de la verdad, para enfrentar estos señalamientos”.

Diosdado Cabello, gobernador del estado Miranda, fue enfático al señalar que el gobierno revolucionario ha demostrado que no abandona a la gente y si algunas construcciones deben ser removidas, porque es indispensable, esos traslados serán para mejorarlos. “No caigan en manipulaciones, nosotros siempre estaremos para los más necesitados, esta es una gran obra del gobierno bolivariano para beneficiar al pueblo de Petare, eso no lo aguantan quienes no tienen proyectos que presentar, por eso recurren al engaño. La idea de este proyecto nació en las comunidades y dentro de 3 años estaremos aquí para inaugurarlo”.

La noche del martes, quienes asistieron a la asamblea en el barrio Metropolitano para recibir toda la información precisa de lo que será “El Petareño” salieron del encuentro con un rostro diferente. Entre las charlas fue reiterativa la transformación de horas en minutos. “Llegar más temprano” – comentaron. ¡Es cierto! la vida es más intensa después de 8 minutos.